martes, 11 de agosto de 2015

11° Destrozada

Narra Vane

Las personas pueden llegar a ser peligrosas, nunca se puede llegar a saber quién es tu verdadero amigo, siempre estas rodeado de hipócritas y mentirosos, que tienen como propósito quebrarte, despojarte de esas esperanzas e ilusiones que iluminan tu camino; volviéndolo oscuro y sucio.

Corrompiendo cada parte de tu ser para volverte igual de cínico que ellos, arrastrándote a su grupo para hacer lo mismo con los que aun son inocentes.

Ese tipo de gente me repugna, me parecen patéticos... Simplemente asquerosos demonios disfrazados de personas bondadosas. ¿En qué momento este lugar se lleno de ellos? A veces tengo que reprimir el grito frustrado que atasca mi garganta, cuando los miro rondar por aquí, de un lado a otro, mostrando sonrisas hacia nosotros y luego hablando a nuestras espaldas.

¿Quién demonios se creían para hablar? Ellos no saben nada, no somos ni la mitad de esas mentiras que se cuentan entre ellos, haciéndonos quedar como los malos del lugar. Si no fuera por nosotros, estarían tirados allá afuera muertos o pudiéndose en una celda. Ahora que lo pienso mejor, quizás no sería tan malo dejarlos fuera, tal vez así Mobius se libra de escorias como estas. Sin embargo... eso no nos haría mejores, ¿verdad? 


¿Cuál es la diferencia entonces? 

¿Quién es verdaderamente el malo? 

¿Quienes son los enemigos?

Todo es tan confuso, tan complicado y demasiado doloroso por alguna razón. Ya ni siquiera los pensamientos son los mismos de antes, la corrupción alcanza a todos. 

¿En qué momento me atrapo a mi?
¿En qué momento... me volví tan vacía? 
¿Hace cuanto... hace cuanto...

Vane: ...me volví tan mentirosa? 


Los sentimientos se acumulan, crean un lugar secreto muy a fondo, donde esperan y esperan... 

Esperan hasta un punto en el que te ahogan, te hunden a un pozo sin fondo el cual te estrangula con una inexplicable fuerza.

Vane: Y aun así, se siente tan bien.

Por favor, termina con esto, acaba con el sufrimiento que se expande, llévate lejos este insoportable pero calmante suceso, por favor, solo... solo has que todo tenga el final esperado, no dejes que consuma más de lo que ha hecho. 

Es cálido pero se vuelve frío con cada segundo que pasa.


¿Tiene sentido? 

¿Acaso algo de lo que pienso lo tiene?

Narrador

La eriza se quedo hincada en el suelo, mirando a un punto invisible de la pared frente a ella, gimiendo de frustración, miedo e histeria. Luchando internamente con sus emociones caóticas, apretando con fuerza las manos, hasta el punto en que la sangre se encaminaba de la palma hasta la muñeca. Su quijada tensa, demostraba la fuerza con la que apretaba los dientes, incapaz de darse el tiempo para saber lo que ocurría. Simplemente, había empezado con algo que no podía parar. 

La noche es fría, oscura y temible, al menos eso es lo piensa la mayoría de las personas que la miran o son rodeadas por ella. A pesar de esos pensamientos, se puede llegar a ser confidente con ella, solo es cuestión de aceptarla tal y como es, porque sin ella... nada tendría sentido.

Dicen muchas cosas equivocadas de cosas simples, pero jamás se dan el tiempo de observar otras, ignoran sucesos y acciones de lo que les rodea. Cuando se dan cuenta de estas, ya es demasiado tarde para hacer algo.

El mundo parecía venírsele encima, reprochándole cada uno de sus errores, burlándose por cada fallo que realizaba en su vida, todo era como una tétrica película presentándose con lujo y detalle dentro de su mente. 

¿Alguna vez has pensado en que pasa por la mente de los más felices?

Cada pensamiento, cada recuerdo... solo lograba empeorar el estado en el que se encontraba. Jalaba con desespero su cabello, las orejas y cola, con intención de arrancarlos pero a la vez vacilante, finas garras se presentaron en sus dedos y con ellas, empezó a rasguñarse el torso, brazos, piernas... todo su cuerpo lo rasgaba sin compasión alguna, mientras un par de lagrimas rodaban por sus mejillas hasta caer al suelo. 

No eran solo las lágrimas, era todo su estado emocional, el llanto agonizante y lastimero resonaba, caía en oídos de todos los que observaban la escena, totalmente paralizados al encontrarla por casualidad. Temiendo simplemente por su seguridad, huyendo de ella para hacerse los desentendidos, dejándola en un mar de amargura y soledad. 

Vane: Detente... ¡Detente! *Gritaba una y otra vez, golpeando su cabeza contra la pared, dejando que su sangre adornara el tono melocotón* 

El miedo, el terror, la inseguridad eran lo que la rodeaban, nublaban sus sentidos hasta el punto de hacerse daño, importándole poco su salud y alrededor.

Vane: ¡Para! *Siguió golpeándose sin cesar* ¡Detente!

Su vista se nublo, el hierro penetro sus fosas nasales, el dolor empezó a ser el único dominante ahora, la soledad empezaba a alejarse, trayendo tras suyo la oscuridad. 

Se abrazo a todo aquello, dejándose llevar por la fingida seguridad de alejarse de la realidad, amando con cada fibra de su ser como las cosas terminarían al fin. Cerró con cansancio sus ojos pero seguía auto-lastimándose hasta quedar totalmente inmóvil, escuchando a lo lejos gritos desesperados. 

- ¡Oh por Chaos! -

- ¡Llamen a Lily o Amy! -

- ¡Se esta desangrando por completo, has algo! -

~~* Sección 15: Enfermería*~~

Todos los presentes rodeaban una de las camas, mirando con tristeza a la persona recostada en cama con un estado lamentable, cubierta de vendas, cables, atada de muñecas y tobillos con correas de cuero, las cuales no estaban tan apretadas para que no le lastimaran. Una de las chicas soltó un sollozo, lamentándose mentalmente, apartando la mirada incapaz de soportar la vista.

Lily: No entiendo... ¿Por qué sucedió esto?

Ninguno dijo nada, al igual que la loba gris, estaban dudosos sobre lo que había pasado, no tenían respuesta alguna para algo tan confuso y como si fuese el momento, dirigieron sus miradas melancólicas a la puerta, de donde salio la eriza de orbes esmeraldas con la respiración agitada y el rostro ansioso. 

Amy: ¿Donde... *Callo de inmediato, llevando su mano enguantada hasta su boca, reprimiendo el grito que saldría por ella* V-Vane...
Lily: No creo que... 

Sus palabras fueron interrumpidas por el sorpresivo movimiento de la mayor, quien corrió a donde ellos pero se vio frenada por los demás que le impidieron el paso. Dándoles una mirada frustrada y molesta, quiso pasarlos, mas no logro nada. 

Amy: Déjenme pasar *Ordeno*
Lily: Amy, no es el momento... 
Amy: ¡Déjenme pasar! *Gruño, ignorando olímpicamente a la loba* 
Luna: Am-
Amy: ¡Silencio! ¡Solo guarden silencio! 

Después de ese grito ya nadie se atrevió a decir mas, mirando con lastima como su "líder" intentaba no llorar en esos momentos.

Amy: ¿P-Por qué ella está atada? 
Cream: ... Está en una situación crítica, es para evitar que se lastime. 
Amy: Ella no... no haría eso.
Koura: Se que es difícil afrontarlo pero ella se haría eso y más. ¿¡Acaso no vez como se ha puesto por si sola!? 
Amy: No... ¡No, jamás se haría eso a si misma! 
Koura: ¡Se estuvo golpeando tan fuerte contra la pared, rasguñándose! ¡Estaba desangrándose por todo chaos! 
Eli: Es cierto *Afirmo con un susurro*
Lex: ... Esto es demasiado, Amy, ella ya no está soportando las dosis diarias *Declaro, poniéndose lo más firme posible a pesar de que por dentro se desmoronaba* Los medicamentos no ayudan.
Luna: Esta rindiéndose.

Su rostro palideció ante lo dicho por sus amigos, la amargura llego a su boca y algo dentro de ella se quebró. Las piernas le dejaron de responder, obligándola a caer de rodillas, cerrando con fuerza sus ojos al mismo tiempo que su flequillo tapaba su rostro dolido.

Esta rindiéndose.

Entonces sus barreras cayeron y rompió a llorar frente a todos. 

Continuara...

El capítulo es corto, pero enserio que necesito hacer este tipo de capítulos para centrarme en lo que pasa realmente, osea, tengo que dar pequeños fragmentos de lo que pasan los demás personajes y creí que era momento de dar un poco por parte de Vane. Realmente se que no tiene mucho sentido lo que ella piensa, pero así es su narración real, ya que tiene un desorden o trastorno emocional  -Investigo antes de escribir xD- 
Espero les haya gustado :D 
Bye~

viernes, 10 de julio de 2015

10° Declaraciones (2/2)

Narra Lex

El simple hecho de ver a Tails y Amy con esas miradas opacas me da un mal presentimiento, no son de esas personas que se toman las cosas a pecho, bueno al menos no el zorrito, ni siquiera a querido pasar el rato con su novia y eso si que es raro, él nunca desaprovecha ninguna oportunidad para pasar aunque sea un momento romántico.
Tal vez sea solo idea mía, pero no creo que las cosas sigan igual, al parecer la aparición de esos dos erizos tendrá un gran efecto en nuestras vidas...

Eli: Lex, ¿estas bien?

Al escuchar la voz de mi amiga, me gire un poco para hacerle frente y notar su semblante preocupado. Sonreí a medias indicándole que todo estaba bien pero como siempre ella logra ver más allá de la sonrisa, sabiendo mejor que nadie cuando miento.
La eriza de pelaje azulado se acerca y toma mis manos entre las suyas, mirándome directamente a los ojos, buscando cualquier indicio de malestar, que para mi mala suerte encuentra.

Eli: Te preocupa la presencia de esos dos nuevos, ¿verdad?
Lex: *Suspire, aparatando la mirada para posarla en el gran ventanal del cuarto* Tal vez.
Eli: ¿Puedo saber el porque? *Pregunto curiosa*
Lex: Presiento que nada sera igual, tengo... este sentimiento de que algo malo pasara *Declare al final*

Era incapaz de mantener una mentira cuando de Eli se trataba, por eso siempre le cuento mis incomodidades, tal vez no nos veamos tan cercanas pero lo somos, nos cuidamos una a la otra. Se podría decir que desde que llego, se formo un lazo de amistad entre nosotras.

Eli: Así que tu también lo has notado.

Al escucharla decir eso, mi rostro giro para verla con asombro, eso quería decir que no era la única con este sentimiento de incomodidad. Estaba un poco aliviada, sin embargo pensaba que era la única que era desconfiada.

Lex: Espera... ¿Tu también? *La mire con incredulidad*
Eli: *Asiente lentamente con la cabeza* Si, bueno he hablado con las demás chicas y están con el mismo malestar. Obviamente yo también tengo mis dudas sobre esos dos erizos, no me caen para nada bien... mucho menos la moradita *Se cruzo de brazos mientras fruncía el seño* No lo se, no me da confianza.

No pude evitar soltar una pequeña risa, era obvio que no le agradaría la chica nueva, ambas se ven tan diferentes y opuestas, que era predecible que la odiara al principio. Pero tampoco es que mi amiga juzgue un libro por su portada, simplemente ella tiene sus razones para que alguien no le caiga bien a primera vista.

Lex: Nunca cambias Eli *Nos sonreímos* Te invito una soda, ¿qué dices?
Eli: Sabes que eso no se pregunta *Rodeo su brazo en mis hombros, mientras emprendíamos nuestra caminata a la cocina que estaba cerca* Yo siempre acepto invitaciones de soda cuando tu lo propones.
Lex: Aun sigo esperando el día en el que tu me invites *Reproche con molestia falsa*
Eli: Jajaja *Soltó una risilla divertida, que inútilmente intento ocultar con su mano* Sigue esperando Wolf.


~~*Sección 15: Enfermería*~~

Narra Lily

Necesitaba que mi amiga despertara, estaba ansiosa por que lo hiciera, no podía soportar estar un minuto mas mirándola inconsciente, tan pálida e indefensa. Me sentía tan impotente y enojada al saber que estaba en estas condiciones solo por querer defender a una extraña, una a la que ni siquiera parece caerle bien a Tails o Amy.

¿Por que arriesgarse tanto? Sinceramente no tengo la mínima idea, a pesar de que debería estar acostumbrada por esos actos imprudentes, no lo estoy; solo logra preocuparme más aunque ella no lo sepa o lo haga con esa intención. Muchos pensaran que exagero pero no es así... me he llegado a encariñar demasiado con esta loba de cabellos celestes, es como una hermana para mi, mi confidente, aquella con la que hago más de una travesura en momentos aburridos. La única con la que he logrado mantener una conversación mas allá de planos, vigilancia y esas cosas.

Lily: Aveces eres una tonta imprudente *Susurre mientras mis labios se curvaban en una suave sonrisa y cerraba los ojos por unos momentos*
Christal: ¡Hey soy una enferma, deberías tenerme mas respeto! *Escuche su voz adquiriendo un tono infantil*

Abrí mis ojos, encontrándome con esos orbes bicolor que recuperaban poco a poco su brillo, solo atine a reír con burla ante su comentario, en verdad que no importa que tan mal se encuentre, siempre sabe romper la tensión con uno de sus comentarios infantiles. Note como ella solo inflo sus mejillas en señal de un puchero al mismo tiempo que su expresión cambiaba a una ofendida.

Christal: ¡Pero que mala eres Lily! *Frunció el seño, intentando parecer molesta* ¡Yo muriendo y tu solo insultándome!
Lily: *Negué levemente con la cabeza, inclinándome un poco mas a ella para revolver sus cabellos* Me alegro de que despertaras.

Cuando dije eso ella solo bajo la mirada, ocultándola con su cabello y de un momento a otro empezó a temblar. No pude evitar preocuparme al instante, tomándola de ambos brazos para intentar ver el problema... Un par de gotas caían en la sabana blanca, suavice mi mirada al saber lo que pasaba y utilice una de mis manos para tomar su mentón con gentileza, obligandola a mirarme.

Lily: ¿Que pasa? ¿Por qué lloras? *Pregunte sutilmente, mirando cada lagrima rodar por sus mejillas pálidas*
Christal: ... Y-Yo creí que... *Un llanto la interrumpió pero ella se lo trago, intentando proseguir* Creí que y-ya no los vería, pensé que moriría ahí mismo en el bosque.

Y sin poder retenerlo más dejo a flote su llanto, inundando esa amplia habitación blanca en la que nos encontrábamos. Mi corazón se oprimió al escucharla decir tal cosa y sin pensarlo dos veces, la abrace, aferrándome a su frágil cuerpo; estaba tan asustada como ella. El solo pensar que esa posibilidad pudo existir... Me rompe el alma, no quería perderla, ella era lo único que me quedaba en esta guerra, era la única que me comprendía y viceversa.

Christal: ¡E-Estaba tan asustada Lily! *Se aferro a mi bata como si su vida dependiera de ello, ocultando su rostro contra mi hombro, llorando con mas intensidad*
Lily: Todo esta bien, estas bien *Murmure contra su oreja, intentando darle un poco de consuelo al mismo tiempo que yo luchaba por contener mis propias lagrimas*
Christal: Ya no quiero... ¡No quiero! *Grito de forma lastimosa y un poco ronca*
Lily: Christal... Nada te va a pasar mientras estemos juntas *Me separe un poco, acunando sus mejillas entre mis manos, dándole la mirada mas sincera del mundo* Nunca dejare que algo malo te pase amiga.
Christal: ... Lily.

Y como si de una niña pequeña se tratase, se lanzo a mis brazos, murmurando cualquier cosa que no podía entender. Esta chica en verdad era como mi hermana pequeña y yo la voy a cuidar ante todo, no importa si tengo que dar mi propia vida para protegerla. Se que ella misma se puede proteger, que muestra esa actitud arrogante y valiente ante todos, pero solo ella y yo sabemos que por dentro es alguien frágil, asustada e insegura... como cada uno de nosotros.

No se cuanto paso y no me importa realmente, solo atinaba a mirar por la ventana que no estaba muy lejos de la cama, notando como el cielo adoptaba un color entre naranjo y un tinte de negro. Mis ojos vagaron de nuevo a la silueta de la loba que no hace mucho rato quedo dormida entre tanto llanto. Supongo que lo mejor era dejarla descansar, estaba muy afectada por lo sucedido. Ademas tengo que tomar una ducha para quitarme el olor a hierro y cambiarme la ropa pero no la quiero dejar sola, si despertaba y no había alguien a su lado podría tener un ataque de pánico.

Lily: ... *Suspire, metiendo mi mano en uno de los bolsillo de la bata para sacar mi comunicador* ¿Cream? *Mencione al momento en que acerque un poco el mini-aparato a mi boca* Oye necesito un favor... Veras estoy en la enfermería cuidando de Christal pero tengo que tomarme un baño y cambiarme la ropa... *Guarde silencio por unos segundos, escuchando a la conejita* Si, bueno agradecería mucho si podrías venir lo mas rápido posible para tomar mi lugar unos minutos... *Presione el puente de mi nariz, esperando una respuesta positiva por su parte* ... ¿Enserio? ¡Oh, Cream te lo agradezco mucho!

Cuando concordamos, ambas apagamos nuestros comunicadores al mismo tiempo, estaba un poco aliviada; sabia que esa conejita era alguien responsable, no digo que los demás no lo sean pero sabiendo que las otras opciones están ocupadas... Me pareció mas accesible que llamara a Cream, ella siempre tiene tiempo cuando de cuidar a un herido se trata, ademas no creo que le moleste a Tails, después de todo él ni siquiera a mostrando inicios de querer estar con alguien en momentos de tensión como estos.

Estaba tan concentrada mirando a la nada que solo di un pequeño salto al momento en que tocaron mi hombro, me gire con brusquedad y me encontré con la mirada divertida de la menor, quien solo intentaba reprimir su risa con una de sus manos. Fruncí el seño ante el hecho de que me tomara con la guardia baja.

Lily: No hagas eso, casi me da un infarto.
Cream: Lo siento, pero te llame como cuatro veces y tu ni caso me haces *Sonrío mas ampliamente, encogiéndose de hombros*
Lily: Como sea, gracias por venir y lamento si te tome en mal momento *Murmure lo ultimo algo avergonzada*
Cream: *Agitando su mano con desdés* No te preocupes, no me has cogido en mal momento, es Tails el que pasa por algo delicado *Por un momento su tono se volvió frió pero cambio a uno alegre* Tu ve a tomar un baño tranquila.
Lily: Vale, volveré lo mas rápido posible.
Cream: Lily... *Su voz un tanto vacilante me detuvo* Shadow, ¿vino a que lo curaras? 

La mire con cierta sorpresa ante la pregunta, ella hizo un gesto con la boca ante mi cara, dándome a entender que no esperaba tal acción, pero era imposible, lo que me preguntaba no era algo de lo que estuviera enterada y si; lo admito por primera vez en mi vida me quede sin palabras para justificar a ese erizo de betas rojizas. Me sentí incomoda ante su mirada, aveces esta niña podía ser intimidarte cuando se lo proponía. 

Cream: ¿Y bien? 
Lily: ... *Suspire con cansancio* No, él... no vino a la enfermería para nada. 
Cream: Pensé que lo haría, después de todo fueron ordenes de Amy *Se cruzo de brazos, mirando a un punto "x" de la pared blanca*... Escucha, se que ustedes no se llevan tan bien pero he notado que ocultan algo y quiero saber que *Dijo sin más*
Lily: No se a que te refieres *Intente hacerme la desentendida, utilizando un tono confuso* 
Cream: Lily, no mientas *Llevo una de sus manos hasta el puente de su nariz, mirándome acusadoramente* Han estado ocultando algo, al menos eso es lo que me dan a entender, no puedo seguir haciéndome la tonta a su alrededor. Necesito respuestas.

El silencio se apodero de la habitación, ambas nos mirábamos directamente a los ojos y para ser sincera, me estaba quedando sin opciones, el mentirle era la mas convincente pero no era algo fácil, mas sabiendo que ella al menos había logrado darse cuenta de algo.
Mordí con fuerza mi lengua, sabia que tenia que contarle la verdad a alguien pero si lo hacia, él se molestaría. ¿Quien era yo para divulgar un tema tan delicado? Nadie, absolutamente no era nadie con derecho a hacerlo, ese tema no era de mi incumbencia o al menos eso de he intentado dar a convencer. Porque cuando uno empieza a ayudar y platicarlo, se ve involucrado y no quería eso.

Lily: Yo en verdad no se de que hablas Cream *Musite débilmente, dando media vuelta y comenzando a caminar a donde la salida* Y aunque lo supiera, creo que no me correspondería a mi decírtelo *Con eso dicho, me fui*

¿Por qué las cosas son tan complicadas? Pensé con un poco de frustración al mismo tiempo que caminaba por uno de los pasillos, pasando por la sala de estar pero antes de poder perderme en mis pensamientos, una voz masculina y una femenina me obligaron a detenerme. No me gusta meterme en asuntos ajenos pero al descubrir de quienes eran las voces, no pude evitar inclinarme un poco, para poder mirar a esos dos. 

Ambos se miraban tan perdidos en su conversación, sus semblantes mostraban melancolía y nostalgia , sus voces apenas eran audibles. Cualquiera que los mirara, sentiría su corazón oprimirse ante la tremenda tristeza que desprendían pero esa fachada se esfumo tras la voz fría de la joven eriza rosa.

Amy: Shadow se me declaro *Soltó de pronto*

Mis ojos se abrieron completamente, tanto que seguro saldrían de su lugar. No podía creer lo que escuchaba, al final... ese erizo vio lo claro y como siempre, hacia las cosas apresuradas. Apreté con fuerza la pared, conteniendo el aliento. Mire a su acompañante; un lobo de pelaje blanco como la nieve, piel pálida y orbes de un azul claro, casi como el hielo.

¿¿??: ... ¿Y que paso? *Pregunto con una pisca de curiosidad su compañero* ¿Que le dijiste?
Amy: ¿Qué podía decirle? *Dejo caer lo hombros* Simplemente la verdad. 
¿¿??: ¿No crees que fue duro? *Reprocho de manera tranquila* 
Amy: Tal vez, pero él... *Callo por unos instantes* Él dice que no podría rendirse tan fácil por un simple rechazo. Nero... ¿Que haré? No se si estoy lista para intentar algo y el hecho de que ese erizo haya vuelto, solo complica las cosas.
Nero: ... Amy, tu no puedes seguir negándote el ser feliz.
Amy: ¿Te estas escuchando? Creo que eres el menos indicado para decir eso *Dijo venenosamente, poniendo ambas manos en su cintura* 
Nero: Solo intentaba darte un consejo *Desvió la mirada, al mismo tiempo que metía ambas manos en los bolsillos de su sudadera* 

El lobo solo rodó los ojos ante su comportamiento, acción que no pude evitar imitar, en verdad que esos dos eran un caso perdido, ambos están en la misma situación. Y por extraño que pareciera, me sentía un poco mal por Shadow, él siempre ha velado por Amy, siempre ha visto por su bien y aunque muchos lo nieguen, es el único que en verdad ha intentado hacer que nuestra líder experimente el sentimiento de amor desde aquel trágico accidente. 

Pero... ¿Quien era yo para interferir en tal asunto? 

¿Quien era para al menos intentar ayudar a sanar esas enormes heridas?

Nadie... simplemente no soy nadie para hacerlo.

Continuara...

sábado, 13 de junio de 2015

9° Declaraciones (1/2)

Narra Vane

Cuando los dos erizos hablaron pude notar como Tails y Amy se pusieron rígidos, sus rostros habían perdido un poco el color como si hubieran visto un fantasma. No pude evitar tocar el hombro de mi amiga al verla perdida, era raro presenciar esa actitud en ambos y no exagero, en verdad que es anormal verlos con esas expresiones.

Lex: Tails, Amy... ¿Están bien? *Notando sus miradas*
Amy: *Niega levemente, ocultando su mirada* Si, solo tengo cosas que hacer.
Tails: Igual yo.

Fruci el seño ante tal declaración, no me tragaba para nada sus palabras, ellos no tenían ningún pendiente pero tampoco es como que los voy a contradecir y por las miradas de los demás, supongo que tampoco lo harán. Antes de que pudiéramos decir nada, la de orbes esmeraldas y el de orbes azules se dieron media vuelta, retirándose.

Vane: Iré con ella *Pase al lado de ambas, pero me detuve al sentir una mano tomando mi brazo, ladee un poco la cabeza para encontrarme con una mirada ámbar/azulada*
Lex: Creo que Amy quiere estar sola.
Vane: No puedo dejarla sola *Tome su mano para separarla* Escucha, se que esto no me concierne pero tengo este presentimiento de que debo estar con ella.
Lex: ... *Suspira* Esta bien, pero... no hagas tonterías, ¿vale? *Me sonrió levemente*
Vane: No prometo mucho *Ambas reímos ante mi respuesta y sin decir más me empece a alejar*
Cream: Esto no me da buena espina... *Murmuro*

Al escuchar a la pequeña decir eso, me detuve a mitad de mi caminata y gire la cabeza, mirando muy bien el porque lo decía. Esos dos erizos hablando animadamente y bromeando... yo tampoco esperaba algo bueno de esto...

Narrador 

Tanto el zorro y la eriza caminaban a un paso apresurado y sin decirse nada se separaron a medio camino. Por un lado el de orbes azules tocaba su frente con una mirada perdida y dolida, podía ser fuerte pero volver a ver a las personas que alguna vez consideraste "hermanos" o "amigos" era demasiado para sobrellevar en un solo día.

Mientras que la de pelaje rosa caminaba sin rumbo fijo, solo quería alejarse lo mas posible de los demás, descansar un poco y actuar totalmente indiferente ante esos erizos. Antes de poder dar otro paso se detuvo en seco, gruño hastiada y se volteo con la intención de propinarle un buen puñetazo a quien se atrevió a molestarla en esos momentos. Y si,bien logro su cometido, logro darle un puñetazo a la persona que la molesto logrando que esta soltara un quejido adolorido.

Amy: *Baja la mirada y cambia a un semblante preocupado* ¡Vane! ¡Oh por chaos, perdón! *Ayudándola a levantarse*
Vane: No pasa nada *Tapando su nariz* Ha sido mi culpa, debo aprender que no se te toca cuando estas cabreada.
Amy: *Retira su mano y ve un poco de sangre* ¡Perdón, perdón!
Vane: Tranquila que he recibido peores *Rodea sus hombros con su brazo* Pero venga chica, que te has ido toda distraída dejándome a merced de la soledad.

La miro incrédula, no esperaba tal reacción por parte de la menor... esta bien tal vez si se esperaba eso, pero que la ha golpeado y hecho sangrar, debería estar molesta o algo por el estilo, sin embargo solo recibe un par de bromas. Rodo los ojos ante sus pensamientos, era Vane de quien esta hablando.

Amy: ¿Me has seguido y recibido un puñetazo solo para decirme que te he dejado en soledad? *Cerro los ojos por un momento, intentando no sonar tan molesta*
Vane: ¡Exacto! Ademas de que quería saber si estas bien, te has puesto muy pálida cuando esos dos erizos se nombraron.
Amy: *Suspira y deja caer sus brazos en derrota* ¿No se escapa ninguna, verdad?
Vane: No... ahora desembucha *La miro de forma curiosa y un tanto preocupada*
Amy: Veras yo... *Dudo unos segundos, no era como si le estuviera contando algo personal a un desconocido, era su amiga, casi una hermana pero temía la reacción de la menor* a esa eriza yo la conozco, era como mi hermana *Soltó sin darse cuenta*

Un silencio se formo entre ambas, el ambiente no le agrado a la de orbes esmeraldas, pues podía sentir la mirada fija de la otra en ella, eso le incomodo pero intento disimularlo...antes de poder decir algo, la otra dio media vuelta y se marcho; tal acción dejo a la mayor con un sabor amargo en su boca...pues pudo ver la mirada de dolor que se presento en esos orbes carmines. En lugar de ir tras suyo, se quedo ahí parada...volviendo a mirar a la nada.

~~*Sección 4: Cafetería*~~

Un erizo negro de betas rojas miraba distraído la taza de café que sostenía entre sus manos, parpadeo unas cuantas veces y luego llevo la taza a sus labios, disfrutando del sabor amargo. Una sonrisa a medias se formo, pocas veces podía tener un rato tranquilo para el solo y por eso intentaba disfrutarlo. Sin embargo el tema de la eriza aun lo inquietaba, a pesar de querer disfrutar el día, no podía evitar sentir la preocupación de saber donde estaba la chica.

- Te digo la verdad, Amy estaba ahí para sin moverse -

Inmediatamente sus orejas se levantaron al escuchar eso, giro el rostro, mirando como un par de coyotes pasaban a su lado platicando despreocupadamente. Sin previo aviso se levanto de su asiento y tomo el brazo del chico, el cual le miro, poniéndose tenso al instante en que sus ojos grises se encontraron con los del erizo.

Shadow: ¿Donde esta Rose? *Pregunto de manera seca, ganando que el otro solo soltara tartamudeos* ¡Habla bien imbécil!

Al tener la información deseada, soltó al pobre coyote que parecía estar en un estado nervioso y era comprensible, no muchas veces ese erizo negro te paraba por nada, cuando te preguntaba algo tenias que responderla si o si. Claro que si te negabas solo te rompía las piernas o te hacia ver el mismísimo infierno.

Shadow: Me alegro que cooperaras *Fue lo ultimo que se escucho por su parte antes de perderse de vista*

~~*Sala de Control*~~

Nadie parecía querer decir algo al respecto en cuanto vieron al erizo azul delante de ellos, era como si hubieran perdido la voz de pronto. Algunos de los presentes se removían incómodos en sus asientos, no estaban muy acostumbrados a ver a esos dos erizos, claro que tal incomodidad no pudo pasar desapercibida por ambos; que de igual manera se encontraban algo fuera de lugar en esos momentos.

Sonic: H-Hey chicos *Saludo con nerviosismo*
Violeta: Hola *Imito al mayor*

Al no recibir respuesta por parte de los presentes, se cohibieron totalmente, pero una voz masculina y prepotente interrumpió el ambiente tenso, todos se giraron para poder ver a cierto erizo negro de orbes rubís, quien al ver al cobalto de orbes verdes gruño de forma amenazadora, caminando a el a un paso apresurado y antes de que alguien pudiera reaccionar, Sonic se hallaba en el suelo.

Violeta: ¡Sonic! *Va a donde el, arrodillándose para ayudarlo* ¿¡Que diablos te pasa!? *Grito enojada, mirando al erizo frente a ellos*
Shadow: ¿¡Que mierda haces aquí faker!? *Escupió venenosamente, ignorando olímpicamente la pregunta de la chica*
Sonic: También es bueno verte Shadow *Comento sarcásticamente mientras se ponía de pie*
Shadow: *Lo toma del pecho* Tu no mereces estar aquí.

Estaba por golpearlo por segunda vez pero Violeta le detuvo el puño, lamentablemente no tenia la suficiente fuerza para sostenerlo y el de betas rojas la empujo, obligandola a caer al suelo. Todos quedaron sorprendidos por la furia que desprendía el erizo, estaban temerosos de que pudiera llegar a matar a alguno de los dos pero tampoco se atrevían a meterse, simplemente miraban la escena
.

Ambos erizos empezaron a pelear de forma muy brusca y violenta, iban de un lado a otro mientras un poco de sangre manchaba el suelo de mármol. Se podría decir que estaban con la intención de matarse el uno al otro, parecía que ignoraban su alrededor concentrándose únicamente en el otro pero un grito femenino los interrumpió y antes de darse cuenta, estaban separados, flotando en esferas verdosas.

Shadow: Rose *Bajo su mirada rubí para encontrarse con la mirada esmeralda*
Amy: Shadow... *Soltó un suspiro al verlo lastimado y luego volvió su mirada al erizo azul* Silver baja a Shadow.
Silver: *Solo atino a asentir y bajar con cuidado al mencionado* ¿Que hay de Sonic?
Amy: Se quedara ahí dentro hasta nuevo aviso *Comento fríamente, ganando las miradas de todos*
Violeta: ¿Que? Amy no puedes hacer eso, Sonic no empez-
Amy: No me interesa quien haya empezado *La interrumpió groseramente* Si no quieres que también haga lo mismo contigo, entonces no opines Flore.

La eriza de pelaje morado se quedo estupefacta por la actitud de la menor, pero sobre todo parecía herida por el tono en que les hablaba. Claro que la eriza rosa no tomo importancia de su mirada triste, ella mantuvo su postura firme.

Amy: Todos pueden ir a descansar *Miro a los demás, suavizando un poco el semblante* Mañana sera la junta.
Rouge: Vale.
Amy: Y tu Shadow *Se cruzo de brazos para mirarlo, cosa que emito el mencionado* Ve a la enfermería a que Lily te cure.
Shadow: ...

Sin decir una palabra más, el erizo se encamino a la salida de la sala para ir directamente a donde la enfermería, pensando que tal vez en otros momentos podría decirle aquello tan importante a la chica.
Violeta al ver que todos se retiraban camino a Amy, tomando su brazo para mirarla, pero al hacerlo se arrepintió pues esta se zafo bruscamente, mandandole una mirada llena de ira.

Amy: No me vuelvas a tocar, ahora ve a tu habitación.
Violeta: Amy, ¿que te pasa?
Amy: He dicho que te vayas a tu habitación *Caminando a donde la mesa y recoger unos documentos*
Violeta: ¿¡Por que actúas así!? *Grito ya harta, no aguantaba esa actitud tan distancia de la chica*

Se vio rendida al no recibir respuesta, la estaba ignorando, tan claro como el agua era eso y aun así sentir las tremendas ganas de saber el porque de tanta frialdad. Dio media vuelta y se fue, dejando a ambos erizos solos, quienes parecían ajenos de la compañía del otro, intentando no verse o sentir sus presencias.

Sonic: Amy *La llamo, con la esperanza de que hablaran un poco*

La eriza solo suspiro internamente, ignorando la voz del chico mientras seguía en lo suyo, pero el erizo era terco y no callaría hasta tener las respuestas de sus dudas.

Sonic: Amy, por favor háblame.
Amy: ¿Que quieres? *Pregunto cortante, harta de escucharlo*
Sonic: Quiero saber el porque de tu actitud, ¿por qué nos tratas mal a violeta y a mi?
Amy: Esa es una pregunta estúpida, sabes perfectamente el porque.
Sonic: *Niega* No, no lo se, bueno al menos no la parte de vio... ambas eran tan buenas amigas, casi hermanas.
Amy: *Aprieta los papeles que tenia en mano, mordiendo su labio inferior* Yo no soy nada de esa eriza, preferiría matarme antes de ser algo suyo. 
Sonic: ... Has cambiado demasiado.
Amy: Y ustedes igual, no siempre uno va a ser el mismo. La gente crece y con ello ve con mas claridad la realidad *Mira a un punto fijo de la pared* Cuando era niña estaba cegada por cuentos tontos, estúpidamente enamorada de alguien que ni siquiera me notaba y cuando lo hacia... me trataba indiferente al día siguiente. 
Sonic: *Callado*
Amy: *Sonríe agriamente* Pero yo seguía siendo fiel, yendo tras suyo, declarándome y al final me deja junto con un mundo en ruinas, todo por una chica creída y zorra. Dime Sonic... ¿te parece conocida la historia?
Sonic: Sally no es una zorra *Murmura* 
Amy: Tomare eso como un "si" *Deja los papeles en la mesa* Y en cuanto a lo que me dices, es malo mentirse a uno mismo, ella es una zorra y tu mas que nadie lo sabe. Si no fuera así, entonces... ¿Por qué estas aquí? ¿Por qué volviste si tenias una vida "feliz" con tu prometida? 
Sonic: ...
Amy: Eso pensé.

Se dio media vuelta para hacerle frente, logrando que a ambos les recorriera un escalofrió por la columna, ignoraron este hecho y sin decir otra cosa, la chica se retiro, dejando solo al erizo, inundado en sus pensamientos. Sintiendo que el interior de su pecho se estrujaba.

Continuara...

martes, 12 de mayo de 2015

8° "Amiga" de vuelta

~~*Lugar desconocido*~~

Narra ¿¿??

Me sentía tan cansada, algo que es algo realmente raro ya que nunca me he sentido así en mi vida, pero creo que es razonable ya que estoy herida, por lo cual me es muy difícil ir por los arboles y esquivar las balas de mis atacantes. Eso era lo que mas me irritaba, ademas de que parecían multiplicarse porque no hace ni mas de 10 minutos que tenia 5 de ellos y a los 2 minutos estaba siendo perseguida por 25. Luchar no me era una opción, estaba muy mal herida y apenas podía con mi propio peso.

Cuando note que estaba por los últimos arboles sentí un ardor en mi mejilla, gracias a chaos que solo paso rozándola. Mas eso no evitaba que me sacara un gemido de dolor, no quería ni siquiera imaginar el terrible dolor si hubiera dado en el blanco. Estaba tan distraída en el ardor que no me di cuenta que mi velocidad disminuía, dándole ventaja a uno de los robots que me recibió con un puñetazo en la cara. Al momento en que mi cuerpo toco el suelo sentía como unos cuantos huesos se rompían; me retorcí en el insoportable dolor, mientras esos pedazos de chatarra me rodeaban y apuntaban con sus armas. Trague mi propia saliva ensangrentada al saber lo que pasaría, me matarían y dejarían que me pudriera aquí mismo.

¿¿??: ¡Venga háganlo, no pienso suplicar! *Grite con rabia, no me humillaría ante estúpidos robots*
Robot: Aniquilar amenaza *Me apunto directamente a la cabeza, listo para apretar su gatillo junto con sus compañeros, así que cerré los ojos esperando el impacto*

Grande fue mi sorpresa cuando no paso nada, con cansancio abrí mis ojos, los cuales presenciaron como esos robots explotaban uno por uno, dejando solo piezas quemadas. Me levante con dificultad, mi vista se empezaba a nublar un poco, cuando di un paso adelante todo me dio vueltas, logrando que volviera a parar al suelo, lo ultimo que pude divisar fueron un par de botas azul oscuro.

Narra ¿¿??

Me encontraba dando mi recorrido de rutina, algo simple y fácil, ya que por estos rumbos no hay tantos robots o intrusos, sin embargo eso no quiere decir que no se deba ser precavido. Esa era unas de las reglas, ya que con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que ser precavido evita muchos problemas y sobre todo accidentes.
Mientras caminaba por el bosque, escuchaba atentamente los sonidos de este, me gustaba estar alerta. Cuando estaba por terminar la mitad del lugar, mis orejas se crisparon un poco ante el sonido de disparos, sin pensarlo corrí a donde se escuchan tales disparos, presentía que estaba cerca pero de repente todo quedo en silencio.

¿¿??: Lo bueno que soy mitad lobo *Prenuncie al sentir el olor a hierro y metal quemado, por lo cual me guié de el para seguir mi camino*

Al llegar al lugar de los disparos me sorprendí demasiado al ver el suelo repleto de piezas, camine con cuidado ya que el metal caliente si que te quema como el infierno y yo no quería ser una de las que te afirman ese hecho. Al tener mas espacio despejado, camine un poco mas adelante, donde encontré algo que me dejo anonada.

¿¿??: (Mente: Joder, esta hecha un desastre) *Fue el único pensamiento que paso por mi mente al recoger con cuidado a la chica del suelo, estaba muy liviana y podía sentir que tenia un par de huesos rotos*

No es que me diera terror o algo por el estilo, he visto cosas mucho mas horribles, pero la chica enserio estaba destrozada, tenia que llevarla al refugio antes de que perdiera mas sangre. Debía ser rápida pero cuidadosa al mismo tiempo, en lugar de ir por los arboles como siempre lo hacia, corrí por el pequeño lago que no estaba lejos de ahí, era un atajo corto y ocultaba mi rastro para no ser perseguida.

A mitad del camino estaban unos cuantos robots, los cuales pude evadir sin que se dieran cuenta de mi presencia, lamentablemente uno de esos estúpidos "sabuesos" estaba con ellos y logro captarme. A pesar de que la joven estaba herida, tenia que dejar la delicadeza a un lado y correr con todas mis fuerzas, porque si me alcanzaban ninguna de las dos seria encontrada de nuevo. 

¿¿??: ¡No hay donde esconderse! *Escuche tras mio, la voz era burlona y podía asegurar que peligrosa* ¡Cuando te atrape te haré ver el mismo infierno! 

Sabia perfectamente quien era el que me perseguía, podía arreglármelas muy fácilmente 
La forma en que me amenazaba me hizo soltar una risa, el siempre seria mas lento que yo, no importaba si ambos eramos lobos. Estaba tan cerca del refugio, pero tenia que distraerlo primero, gire un poco la cabeza para darme cuenta de que ya no estaba tras mio. 

¿¿??: (Mente: Debí perderle) *Disminuí mi paso. Eso fue un grave error porque al momento que lo hice me derribaron, logrando que soltara a la chica y esta diera a parar unos cuantos metros lejos de mi* Mierda 

Estaba por pararme pero un fuerte dolor se hizo presente en mi espalda, obligándome a quedarme en el suelo mientras soltaba un grito. Rodé para quedar frente a frente con él, su rostro estaba inclinado mostrando diversión y superioridad, no pude evitar gruñir de forma amenazadora y propinarle un buen puñetazo en la cara. 

¿¿??: ¡Perra! *Dio unos pasos atrás, cubriendo su rostro* 
¿¿??: Para tu información soy un lobo *Barrí uno de mis pies bajo él, tirándolo al suelo* 
¿¿??: ¡Te vas a arrepentir! *Amenazo al momento en que ambos nos pusimos de pie*

Caminamos en circulo mirándonos de manera amenazadora, el hecho de ser mas avanzados no quería decir que nuestros instintos de supervivencia no existieran, eramos lobos y esta era una de las formas en que se luchaba entre nosotros. El fue el primero en lanzarse contra mi, intentando darme con sus garras, las cuales pude esquivar y responder con una patada en su abdomen.
Sin duda la pelea duraría, eso era lo que me preocupaba, el tiempo; la eriza inconsciente no tenia mucho tiempo, debía encontrar la manera de distraerlo lo mas rápido posible. 

¿¿??: Te diré algo *Se inclino un poco, quedando en cuatro patas* No importa que tan lobo te creas...*Su cuerpo empezaba a cambiar poco a poco* Nunca podrás llegar a ser uno verdadero, Christal.

La pelea se volvía cada vez mas agresiva y ruda, la sangre adornaba gran parte de nuestros pelajes, las mordidas y rasguños de igual manera aumentaban. Puedo jurar que actuábamos como animales salvajes pero eso ya no importaba, nuestros ojos desprendían el sentimiento de destruirnos y yo no seria la que terminaría muerta. 

~~*En el Refugio*~~

Narrador

En la enfermería se podía divisar a cierto erizo que estaba acostado en la camilla blanca, cubierto por las finas sabanas, su mirada estaba clavada en el techo del lugar desde hace un buen rato ya que no pudo conciliar el sueño. Esto era debido a que no podía dejar de pensar en la eriza rosa, con el tiempo que tuvo de soledad se dio cuenta de que en definitiva esa eriza de sus sueños era una buen amiga suya de pequeño y que era la misma con la que se presento. Lo que le parecía raro era el que esta le hablara tan fríamente y le lanzara una mirada como de: "Muérete".

Sonic: Supongo que hice algo malo *Suspiro con cansancio* Aun así... no se ni que promesa rompí.

Su atención fue directamente a la puerta que se abría de par en par, dejando mostrar a dos personas las cuales entraron ajenos a la mirada que les daba el erizo en cama. Con tranquilidad caminaron a donde él.

Sonic: ¿T-Tails? ¿C-Cream?
Tails: ¿Como sabes nuestros nombres? *Pregunto de manera algo agresiva, cosa que sorprende al erizo*
Sonic: Tails amigo, soy yo *Se levanto con torpeza, dando un paso adelante* ¡Soy Sonic!
Cream: ¿Q-Que?
Tails: ¿Sonic? *Susurro mirándole incrédulo, recibiendo un asentimiento por parte del otro* Esos ojos verdes, esa sonrisa de imbécil...
Sonic: ¿¡Como que sonrisa de imbécil!? *Exclamo molesto*
Tails: ¡Sonic!

El zorro se acerco mas a él, quien abrió sus brazos esperando un abrazo pero en su lugar unas fuertes punzadas se dieron en su cabeza. Con una mueca de dolor llevo sus manos a la parte superior, sobando con cuidado la parte afectada y mandando una mirada molesta a su amigo.

Sonic: ¿¡Por qué me golpeas!?
Tails: ¡Eso fue por dejarnos idiota! *Contesto con el mismo tono para luego abrazarlo*
Sonic: Hey, hey lo siento *Devolvió el abrazo*
Cream: No pensé que volverías *Se cruzo de brazos, mostrando un semblante serio*
Sonic: Ni yo, pero aquí estoy *Sonrió nervioso por la actitud de la coneja*

Antes de poder decir algo mas la puerta se abrió con brusquedad, ganando un respingo de los presentes que abrieron los ojos como platos al ver tal escena frente ellos. Una chica muy mal herida con múltiples mordidas y sangre cubriendo su cuerpo, en brazos sostenía a una eriza morada en las mismas condiciones.

Cream: ¡Christal! *Corre a donde ella ayudándola a sostenerse* ¿¡Que te ha pasado!?
Christal: G-Gane

Una sonrisa a medias se formo en sus labios, sus ojos cansados se cerraron dando a entender que cayo en la inconsciencia, por suerte Cream fue rápida y la logro atrapar antes de que esta cayera al suelo junto con la otra chica. Inmediatamente su pareja fue a ayudarla, cargando con cuidado a la loba mientras la chica cargaba a la eriza, llevándolas a las camillas.

Tails: ¡Rápido, necesito a Lily! *Grito autoritaria-mente al comunicador de su muñeca*
Cream: *Conectándoles unos respiradores a ambas* ¡Sonic sal de aquí! *Camino a él y sin darle tiempo de hablar lo saco de la enfermería, cerrándole las puertas en la cara*

Tenia la boca levemente abierta, estaba en un pequeño estado de shock por lo sucedido, jamas en su vida había visto tanta sangre, sacudió la cabeza saliendo de su trance para ver como una loba le pasaba de largo a un paso apresurado a las puertas, mientras se ponía una bata blanca entrando al lugar, dejándolo completamente solo en el pasillo.

--Tres horas después--

Narra Cream

La sala de operaciones estaba cubierta por el olor a hierro y metal, tenia que hacer un gran esfuerzo para no marearme o vomitar ahí mismo, la situación era muy delicada pues por poco perdemos a Christal y a la otra chica le habían dado compulsiones en casi toda la operación, sin embargo todo salio bien al final. La tensión en el aire no se iría con tanta facilidad eso era seguro, pero al menos nos aliviamos al saber que pudimos salvarlas.

Lily: Ahora solo necesitan descansar *Aparto unos cuantos cabello celestes de la frente de la loba que yacía en la cama, vendada y dormida*
Tails: Por suerte hicimos la operación a tiempo *Suspiro aliviado*
Cream: Tienes razón *Camine a él, limpiando las manchas de sangre que tenia en su rostro con un paño húmedo*
Tails: Gracias linda.

No pude evitar sonrojarme cuando se inclino depositando un beso en mi frente, estaba segura que mi cara estaba mas roja que un semáforo. Mis piernas temblaron cuando susurro algo "indebido" en mi oreja, enserio este tipo podía poner todos mis pensamientos de cabeza con solo una mirada o una sonrisa. Incluso por un momento olvide que estábamos en la enfermería, sino fuera por la voz de Lily seguro estaría tartamudeando incoherencias ahora mismo.

Lily: Chicos controlen su amor *Se burlo*
Cream: ¡Lily! *La mire avergonzada, mientras separaba a mi pareja*
Tails: Siempre arruinas mis momentos *Gruño humildemente*
Lily: Lo siento *Sonrió* Ademas saben que el amor en la enfermería esta prohibido.
Tails: *Rodando los ojos* Claro,claro.

Suspire ante el comportamiento tan infantil en el que estaban ambos, enserio creí que no discutirían, pero tal parece que aprovechaban hasta la mas pequeña acción para iniciar una discusión. No estaba de un buen humor para escucharles, así que solo aproveche su poca atención para salir de la habitación y quedar recargada en la pared. 

Sonic: ¿Esta todo bien? 

Gire mi rostro para mirarlo, maldita sea se me había olvidado que el estaba aquí. Solo asentí como respuesta, la verdad es que no me apetecía hablar con el erizo, sabia que si hablaba con él no me controlaría y le insultaría; después de todo le tengo un gran rencor.

Sonic: Cream... te noto muy cambiada 
Cream: Las personas cambian *Susurre muy bajito, mas logro escucharme* Seré clara contigo Sonic. *Lo miro a los ojos* No quiero que me dirigías la palabra porque en verdad el escuchar tu voz me irrita *Solté sin vacilar*
Sonic: ¿¡Eh!? *Sorprendido* Cream pero...¿por qué me hablas de ese modo? 
Cream: ¿Y todavía tienes el descaro de preguntar? *Me cruce de brazos, mostrando una mirada molesta, odiaba que las personas se hicieran las idiotas* 
Sonic: Enserio no te entiendo.
Cream: *Me puse recta, caminando a él y picar su pecho* ¡No te hagas el imbécil! ¡No puedo creer que después de lo que hiciste vuelvas como si nada, eres un sinvergüenza! 

Su expresión era de sorpresa pura, pude alcanzar a ver como sus ojos se mostraban dolidos, sin embargo no me importo, este erizo no merecía ni una pisca de mi lastima. Al contrario, merecía todo mi desprecio. 

Quería restregarle en su cara todo el daño que hizo, cuantas lagrimas se derramaron por parte de las dos personas que amo mucho, desgraciadamente las puertas que estabas tras mio se abrieron seguidas de la voz de mi pareja. 

Tails: Hey linda *Beso mi mejilla al mismo tiempo que rodeaba mi cintura con sus brazos, formando un abrazo* 
Cream: T-Tails *Sentía mis mejillas arder, solo a él se le ocurre hacer eso en un momento como este* ¡No hagas eso!
Tails: *Ríe* Pero mira que sonroja mas tierno *Planto mas besos en mis mejillas* 
Cream: Tails! *Grite avergonzada ganándome que me abrazara más fuerte*

El momento era incomodo, hace unos segundos me miraba tan amenazante pero tenia que llegar mi novio a flaquear mi actitud, era su culpa; Tails sabe perfectamente bien que puede controlarme como se le antoje con solo darme esos cálidos besos y afectuosos abrazos. Solo atine a darme media vuelta y devolverle el abrazo, ajena a la mirada del cobalto azul. 

Tails: Oye Sonic, no creas que te me escapas *Por un momento su voz se volvió seria* Quiero saber el porque de tu regreso.
Sonic: No te preocupes amigo, te lo diré pronto... por cierto las chicas de hace rato, ¿quienes son? 
Tails: La loba celeste se llama Christal y es una amiga; en cuanto a la otra chica no lo sabemos, sin embargo... *Puso cara pensativa* me suena su cara.
Cream: Creo que seria mejor avisarle a Lex, ella puede intentar buscar información de la chica. 
Tails: Buena idea. 

Saque el comunicador que guardaba en mi bolsillo trasero, abriéndolo y marcando una clave, estaba apunto de llamar a la loba cuando una voz me detuvo. Los tres dirigimos nuestras miradas al frente, mirando a las personas que estaban caminando a donde nosotros.

Cream: Lex me has ahorrado la molestia de llamarte *La mencionada solo mostró una sonrisa divertida ante mi comentario*
Lex: Tiempo que ocuparías para una sesión de besos ¿verdad? *Soltó una pequeña risa al recibir un codazo juguetón por parte de su compañera de pelaje rosa* 
Vane: Venga Lex, no seas mala con la pobre. 
Cream: Muy graciosita *Reí sarcásticamente ante el comentario de la loba*
¿¿??: Vosotras dos dejen de jugar *Paramos nuestra pequeña "pelea" al escuchar la voz seria de nuestra "líder"* 
Lex: No seas amargada Amy *Se acerco a la eriza de orbes esmeraldas, rodeando sus hombros con su brazo* Solo nos divertíamos un poco.
Amy: *Sonríe a medias, rodando los ojos* Valla manera de divertirse.
Sonic: Amy 

¡Mierda! Olvide que él seguía aquí. Su voz que tanto me irritaba llamo la atención de mi amiga, haciéndola voltear a su dirección, su mirada divertida de hace unos segundos cambio completamente a una expresión frívola. Estaba segura que este ambiente se pondría mas tenso. 

Narrador

Los presentes se quedaron mirando a ambos erizos, estos estaban frente a frente mirándose fijamente a los ojos del otro, al parecer cada uno estaba luchando en su interior para acomodar sus ideas y hablar adecuadamente, sin embargo todos sabían que la de orbes esmeraldas no era de las personas que pensaban antes de hablar cuando se estaba cabreada; ella soltaba las cosas sin pena de herir al otro.

Amy: Estaba en la esperanza de que te largaste.
Sonic: No tengo por que irme *Se defendió*
Amy: Disculpa, se me olvidaba que eres el gran héroe que hace lo que se le antoja *Complemento sarcásticamente* ¿Acaso te quedas para restregarnos en cara como te divertiste en tu viaje?
Sonic: ¿¡Por qué te comportas de esa manera conmigo!? *Grito con molestia*
Amy: ¡Me comporto como se debe frente a estúpidos como tu! *Respondió en el mismo tono* ¡No tienes el derecho de volver como si nada después de que nos dejaste con toda esta mierda!
Sonic: ¿¡Ah!? ¡No intentes echarme la culpa a mi! 
Amy: ¡Esta actitud tuya es lo que más odio de ti! *Dio un paso adelante* ¡Haces algo y luego no quieres responder a las consecuencias de tus acciones! ¡Eres un cobarde!

Sonic se quedo sin aliento por lo dicho, sin poder evitar apretar los dientes en impotencia, jamas en su vida le habían llamado de ese modo, menos un amigo suyo, pero hasta estos momentos estaba dudando de si la eriza y el seguían siendo amigos. Él no tenia la culpa de lo que pasara, al menos eso creía.

Sonic: ¡No vuelvas a llamarme así, no me conoces! 
Amy: ¡Te conozco bastante bien, no te digo cobarde por nada! 
Sonic: Tails dile a Amy que eso no es verdad *Le miro pero el mencionado solo desvió la mirada* ¿T-Tu también?
Amy: A él no lo metas, el problema es entre tu y yo *Gruño*
Lex: Amy, no vale la pena que te enojes por pocas cosas *Se puso entre ambos, con la intención de acabar con la discusión*
Vane: Estoy de acuerdo... venga vamos a entrar, tus manos siguen sangrando *La toma de los hombros*

Las chicas estaban a punto de entrar a la enfermería pero antes de siquiera hacerlo las puertas se abrieron de golpe, dejando a la vista a una chica con la mayoría del cuerpo vendado y con la respiración agitada; esta miro a todos con inquietud junto con su pelaje un poco erizado, como si la fueran a atacar. Vane estaba por dar un paso mas detuvo esa acción cuando el brazo de Amy se puso frente a ella, dándole a entender que no debían alterar a la pobre chica.

La eriza recorrió a todos con la mirada hasta que paro al juntar sus ojos con los del cobalto azul, quien miraba asombrado a la chica frente él, sus bocas se abrieron ligeramente, incapaces de soltar una palabra.

Sonic: ¿V-Violeta? *Termino con el silencio, apenas capaz de articular una palabra* 
Violeta: ¿S-Sonic? *Miro incrédula al erizo, no se esperaba verlo*

Tanto el zorro amarillo como la eriza de orbes esmeralda se quedaron sin aliento al escuchar el nombre de la chica. ¿Era algún tipo de broma cruel? Porque si era así no les causaba gracia, dándoles un sabor amargo en sus bocas, uno mordiéndose la lengua y la otra el labio, en verdad que ese día no era el mejor. Frente a ellos no solo estaba un "amigo" que los dejo, sino también la "amiga" que de igual manera los dejo botados como si no valieran nada.

Continuara...

viernes, 17 de abril de 2015

7° Reconociéndote

No podía soportar en esa misma habitación, tantos recuerdos vinieron a mi al verlo ahí acostado. Quiero negarlo mas es imposible, tiene las mismas facciones de él, un poco mas maduras pero aun así se parece tanto a aquellos tiempos.

Sin siquiera pensarlo me levante con dificultad, ignorando que mi cuerpo suplicaba por descanso, tenia que salir de esa habitación lo mas rápido posible.

De solo haber sabido que era una mala idea no me hubiera levantado como lo hice, porque una horrible punzada llego a mi costado, obligando que me doblara en el dolor. Mordí mi labio inferior de tal manera que creí que sangraría, sin embargo no tome mucha importancia de eso, ya que ningún grito de dolor salio de mi boca. Cosa que agradecí internamente, no quería despertar al erizo.

Amy: (Mente: Vale Amy, tienes que llegar a la puerta y salir, solo eso) *Pensé, aguantando el dolor que se producía ante mis movimientos*

Estaba a pocos pasos de las puertas corredizas, por desgracia antes de siquiera tocarlas, un quejido doloroso se escucho tras mio. El pánico llego a mi, no sabia que hacer, tanto así que volví a hacer un movimiento brusco, ganando otras punzadas dolorosas.

¿¿??: Hey...

Cerré mis ojos con fuerza al escuchar su voz, solo me quede ahí parada, dándole la espalda. ¿Como pude ignorar esos detalles? Era tan claro como el agua, no había cambiado mucho entonces...¿Porque no lo reconocí inmediatamente? Es mas ¿Lo hubiera ayudado a salir de la base de Eggman aun sabiendo quien era?
No sabría como responder esa pregunta.

¿¿??: ¿Me escuchas? Sabes es de mala educación no responder cuando se te habla.
Amy: ¿Que quieres? *Mi voz salio tan cortante y seria, tan natural que hasta yo me había sorprendido*
¿¿??: Pero que carácter *Le escuche bufar* Solo quería saber si estabas bien.
Amy: Estoy bien *Di media vuelta, enfrentándome a él y a su mirada verde*
¿¿??: Eso es bueno.
Amy: ¿Como te llamas? *Automáticamente esa pregunta salio de mis labios*

No quería confirmar nada aun, tenia que saber primero su nombre...
Pero estaba empezando a creer que de verdad era él, al ver esos orbes verdes y esa sonrisa.

¿¿??: *Se levanto de la cama sin ninguna dificultad, mirándome sonriente*  Soy Sonic, Sonic Speed Hedgehog.

Temía por esa respuesta al momento en que nos estrechamos las manos...ahora no cabía duda alguna. Sonic había vuelto...
Mis manos temblaron un poco, al igual que mi labio inferior. No de miedo, no de temor, si no por la furia que estaba conteniendo en mi en estos momentos.

Sonic: Entonces ¿Tu como te llamas?
Amy: Amy *Dije simplemente, notando como el ambiente se volvía tenso entre nosotros*

Narrador

La enfermería se volvió realmente tensa y pesada ante lo que sucedía. Ninguno de los dos erizos se decía nada, porque en realidad no había nada que decir, todo se demostraba mediante las miradas que se dirigían.
¡Quien diría que se volverían a encontrar en esas circunstancias! Tenia que ser una mala pasada del destino, al menos eso era lo que pensaba el cobalto azul, quien solo podía sentir como su respiración se cortaba ante la impresión.

Sonic: (Mente: Amy...Amy Rose)

Ahora recordaba muy pero muy bien a la chica de su sueño. Esa pequeña eriza rosa que sollozaba, su amiga de hace mucho, estaba frente a el con un semblante serio y con esos orbes esmeraldas que desprendían odio puro.
Estaba totalmente indeciso de hablar, temiendo que cualquier palabra dicha por sus labios fuera errónea o equivocada.

Amy: Diría que es bueno verte *Comenzó, rompiendo el silencio* pero seria una total mentira. *Termino diciendo eso de una manera venenosa*
Sonic: Amy... *Susurro*

Amy camino donde la puerta, no quería verle, no quería oírle, ni siquiera quería soportar su presencia. Lo mas sabio que se le ocurrió fue largarse del lugar, sin dar tiempo al erizo de que dijera algo. Salio de ahí, cerrando las puertas de manera fuerte, dejando completamente solo al erizo azul.

El cual se dejo caer a la camilla, mirando el techo de manera ida, su corazón había dado un vuelco al ver la actitud repelente de su amiga hacia el. No la recordaba de esa manera, ella siempre le recibía con un enorme abrazo asfixiante pero ahora...nada.

Sonic: Esto es realmente raro *Tapo su cara con la almohada sobrante que estaba a su lado*

~~*Sala de Control*~~

Todos estaban en silencio, mirando la gran pantalla que se encontraba en medio de la sala, mostrando varias imágenes y archivos que lograron erizar la piel de algunos presentes. Otros tenían una mirada firme y seria escuchando detalladamente lo que se les decía sobre lo que se mostraba.

¿¿??: Estas diciendo que... esa maquina fue creada hace mucho ¿No?
¿¿??: Exactamente eso es lo que dice imbécil *Respondió la chica a su lado*
¿¿??: ¡No te lo pregunte a ti rata! *Grito con molestia el muchacho, levantándose de su asiento*
¿¿??: ¿¡A quien llamas rata, cabeza hueca!? *Imito la acción*
Vane: ¡Vosotros dos, basta!

Los presentes voltearon sus rostros, mirando a la eriza rosa que ingresaba por la puerta. Automáticamente se sentaron sin discutir. La muchacha de orbes rojos camino al medio de todos, mirando los archivos y soltando un suspiro exasperado; llevo su mirada a todos.

Vane: La junta se cancela *Dijo sin mas, ganando miradas incrédulas*
¿¿??: ¿Que?
¿¿??: ¿Como es eso de que se cancela?
Vane: Solo se cancela por hoy.
¿¿??: ¿Pero porque? Es mas...¿Donde esta Rose? *Frunció el seño*
Vane: Ell-
Luna: *Metiéndose* El donde este, no es vuestro problema. Lo único que tienen que saber es que se cancela la junta y ya. *Tomo la mano de su amiga, mientras salían de la sala*

Se molestaron por esa actitud, no era para que les hablaran de ese modo. Aun así no podían enojarse por mucho tiempo, si se había cancelado seria por algo importante, ademas de que Amy no era de faltar nunca a ninguna reunión, por lo cual se sintieron algo preocupados.

¿¿??: Supongo que paso algo.
¿¿??: Concuerdo con Blaze, no es muy común que se cancele algo tan importante.
¿¿??: Si, mas Luna no tenia que ser grosera.
Blaze: Knuckles, tu bien sabes como es su actitud. *Explico* No deberías sentirte sorprendido.

Mientras ellos discutían sobre eso, un erizo apartado estaba sumergido en sus pensamientos, apretando la mesa con fuerza, dejando la marca de sus dedos ahí mismo. Cosa que al parecer no le tomaba mucha importancia, porque sus pensamientos eran dominados por cierta eriza de orbes verdes. Aunque no quisiera demostrarlo, estaba ansioso.

¿¿??: ¿Estas bien Shadow?
Shadow: Si...solo pensaba *Respondió con su característico tono serio, mirando por el rabillo del ojo a la murciélago blanca*
¿¿??: No parece querido.
Shadow: Estoy bien, no molestes Rouge *Se levanto de su asiento, con intención de marcharse*
Rouge: Venga, estas raro desde la mañana *Le siguió, insistiendo en que hablara, sin embargo no obtuvo respuesta alguna* ¡Bah! No me digas entonces *Exclamo molesta, dando vuelta y volando a donde los demás*

Satisfactorio de estar solo, camino a la salida a un paso casi apresurado, tenia la mente solo en la eriza, quería verla y saber si se encontraba bien. Al salir de la sala de control, se adentro por los largos pasillos, buscando con la mirada... de imprevisto paro en seco. Ahora que lo pensaba bien, no sabia porque se preocupaba tanto por la chica, la conocía y sabia que se podía cuidar sola. Entonces ¿Por qué el sentimiento de verla era tan fuerte? ¿Por qué estaba tan ansioso? y ¿Por qué... quería abrazarla cuando la viera?

Esas y mas preguntas se formaban en su cabeza, estaba tan confundido y eso le irritaba. ¡Por chaos, era la forma de vida perfecta! No tenia porque darle tantas vueltas al asunto, es mas, no debería siquiera importarle la chica. Sin embargo... algo en su interior le gritaba... le exigía que la protegiera, la cuidara.

Shadow: ¿Sera que... *Su mano por inercia se poso en su pecho al sentir un suave golpeteo, miro a un punto fijo en la pared* ...estoy enamorado de Rose?

Al pronunciar aquello sintió una calidez, no una desagradable al contrario, le agrado. Sin darse cuenta sus labios se curvaron en una sonrisa, ni siquiera intento negarlo. Tal vez si estaba enamorado, pero ¿cuando comenzó esa atracción? no lo sabia, quizás no fue de inmediato ni en el momento adecuado, mas algo era seguro... la eriza lo había enredado en esas redes.

~~*Con Amy*~~

La eriza rosa caminaba por los pasillos con la mirada perdida, no sabia a donde se dirigía y siendo honestos no le importaba, solo se quería desaparecer en esos momentos, creer que era un mal sueño y que pronto despertaría pero no, era la realidad. Apretó sus dientes y puños con impotencia, quería golpear algo, cualquier cosa para disminuir su enojo.

Paro de inmediato al sentir algo húmedo en sus manos, deshizo los puños y levanto ambas manos para ver como estas tenían un poco de sangre, suspiro con exasperación al ver la consecuencia de su temperamento.

Amy: Creo que debo controlarme *Limpiando sus manos en el camisón blanco, que al instante quedo con manchas rojizas y ve como unas cuantas gotas caen al suelo* ¿He?

Al llevar su mirada al suelo, se dio cuenta que mas gotas caían y al mismo instante como algo húmedo resbalaba por sus mejillas, llevo sus manos a ellas y pudo notar que efectivamente esas gotas eran suyas; inconscientemente había empezado a llorar. Su semblante cambio a uno melancólico mientras unos llantos casi audibles salían de sus labios, los cuales quería callar sin éxito, se recargo en una de las paredes abrazándose a si misma.

Quería parar de llorar, no le gustaba para nada hacerlo, le parecía tan estúpido llorar por tonterías o sin razón alguna. Cerro con fuerza los ojos y se mordió el labio inferior esperanzada de lograr ahogar esos sonidos tan débiles. En eso... sintió como la abrazaban, abrió sus ojos húmedos encontrándose con los orbes rojos de su amiga.

Amy: V-Vane *Gimoteo, se sentía tan ridícula*
Vane: Shh *Acaricio su cabello, apretándola un poco mas*
Amy: No me g-gusta *Los llantos no la dejaban hablar con claridad*
Vane: Esta bien, no es nada malo llorar *Susurro cariñosamente* Desahógate.

Oculto su rostro en el hombro de la chica, sujetándose de ella como si fuera su única salvación. Ella nunca llora, menos enfrente de alguien pero... aquella eriza de orbes rojos siempre lograba romper las barreras que construía a su alrededor y como si le hubiera dado luz verde a una petición que nunca se hizo: se dejo llevar por el sentimiento, dejando que el pequeño llanto se convirtiera en sollozos lamentables que resonaban en el largo y desolado pasillo.

Continuara...

lunes, 16 de febrero de 2015

6° Descuido

Ninguno de los 4 sabían cuanto llevaban huyendo de aquellos robots, pero sintieron alivio cuando los habían perdido de vista. Sin embargo eso no significaba que estaban a salvo, aun tenían que ir por las panteras de las cuales hablo el lobo negro y salir del lugar antes de que saltaran las alarmas.

Mientras caminaban el erizo azul no pudo evitar mirar de reojo a la eriza, la cual hablaba con la otra eriza y el lobo, su semblante alegre de esta, cambio a uno serio cuando una ruidosa voz robotica se hizo presente.

Alarma: ¡Intrusos en el sector 2! Repito ¡Intrusos en el sector 2!
Koura: Diablos *Ladea un poco la cabeza, mirando a los lejos algunos robots*

Antes de que pudieran pensar en algo, ya estaban siendo rodeados por el enemigos, quitando cualquier posibilidad de escapar. Amy tenia que pensar en un plan, no podían dejarse atrapar, menos, cuando unas personas estaban esperando por ayuda en alguna parte del lugar.

Amy: (Mente: Si no puedes encontrar una salida...tu mismo has una) *Sus labios se curvaron en una sonrisa ante el pensamiento*

Los robots que estaban caminando a ellos para cogerlos, se impresionaron ante el movimiento repentino; pues el erizo azul y la eriza rosa, habían soltado un Spin Dash y una esfera rosa/oscura, que al ser combinados derribaron la primera fila. Ambos se miraron de reojo, para luego sonreírse el uno al otro,corriendo donde la otra fila.

Amy: ¡Chicos, ir a por esas panteras y salir! *Ordeno, esquivando los disparos dirigidos a ella y al azulado*
Koura: ¡Pero...! *Callo de inmediato, alcanzando a atrapar el aparado que la de orbes verdes le lanzo*
Amy: ¡Vallan, estaremos bien!

Vacilando un poco, Koura y Vane se fueron por el otro pasillo, quitando del medio a los enemigos que se les ponían en frente. Esperando que esos dos erizos estuvieran bien...


~~*Fuera del lugar*~~

Narra ¿¿??

Solo una palabra describe mi situación: "Aburrida" Completamente aburrida.
A pesar de que acepte venir a vigilar la base de este loco, no pensé que fuera a ser tan aburrido, en serio, pero no puedo quejarme mucho, ya saben, me pueden escuchar y dejarme como eriza a la parrilla. Algo que me inquieta es que no están los guardias vigilando, ya que nunca falta que los manden aquí, supongo que Lex tenia razón para preocuparse.

¿¿??: Me pregunto porque tardan tanto en salir *Al escuchar a mi compañera, deje mis pensamientos a un lado, para mirarla* ¿Tu no? 
¿¿??: *Solo atine a encogerme de hombros* Algo, mas no creo que debamos preocuparnos mucho.
¿¿??: Aun así.

La mire echarse un poco para atrás, dejando que su espalda descansara contra la rama del árbol, solo negué divertida ante su comportamiento, a ella tampoco le gustaba mucho el vigilar, mas en muchas ocasiones eramos elegidas; dicen que somos realmente sigilosas y ágiles en los arboles, por lo cual eramos perfectas para vigilar o seguir cualquier cosa extraña que pasara cerca del refugio. 

Y si soy sincera, agradezco mucho que vean esas habilidades en nosotras, porque últimamente el tener que dar vigilancia es arriesgado, mas cuando hay personas que siguen en las ciudades, negadas a buscar un lugar seguro, creyentes de que algún héroe llegara y acabara con todo esta destrucción en un día. Personas que siguen cegadas por historias de fantasía.   

¿¿??: ¿Escuchaste eso?
¿¿??: *Sacudí la cabeza, mirándola por el rabillo del ojo* ¿Que cosa?
¿¿??: ...*Su oreja derecha se mueve un poco* Enserio Eli ¿No lo escuchas?
Eli: Hablo enserio, no escucho nad- *Mis palabras fueron calladas al instante por una mini-explosión* 

Ambas bajamos del árbol, para ver a nuestros compañeros llenos de una cosa negra, la cual deduzco que es ceniza, no pudimos evitar soltar una risa, ganando una mirada de la de orbes rojos, mientras se cruzaba de brazos, con una expresión molesta. Pare de reír cuando note que solo eran ellos dos y unas chicas, que seguro fueron las prisioneras que vinieron a sacar.
Un silencio nos invadió cuando ellos notaron el porque dejamos de reír, la primera en romper aquel silencio fue mi amiga. 

¿¿??: ¿Donde esta Amy?
Vane:... Em...Bueno, tuvimos un pequeño problema, Lily.

~~*Dentro de la Base*~~

Narra Sonic

Las partes de los robots cubrían cada vez mas el suelo, dejando solo montones de metal destruido y algo quemado. Nosotros dos nos encontrábamos en medio de ellos en posición de pelea, pegando espalda con espalda. Gotas se sudor se mostraban en mi frente, junto con respiración agitada y mi cuerpo cansado.
No sabia si podía aguantar el sobre esfuerzo que estaba realizando, pero no me importaba en estos momentos...tenia que seguir de pie. Al momento que esquivaba uno de los ataques, pude ver por el rabillo del ojo como la chica se agachaba, barriendo su pie bajo uno de ellos, no sabría como explicar como destrozo a otros tres en ese momento, ya que la vista fue interrumpida por un enorme robot que sin darnos tiempo de reaccionar, nos tomo a ambos con sus enormes pinzas.

Sonic: ¡Maldita sea, suéltanos! *Intente zafarme, mas solo logre que nos apretara con mucha mas fuerza* Ugh
Robot: Intrusos capturados *Dio la media vuelta y empezó a caminar, siendo seguido por los demás*
¿¿??: ¡Suéltanos! *Grito molesta la eriza y dando unas patadas al aire. Pero paro al mismo tiempo que un gemido de dolor salio de sus labios, dejando caer un poco su cabeza, ya que el robot la azoto contra una pared*
Sonic: ¿¡Que demonios...!? *Gruñí al ver como un poco de sangre sobresalía de su cabeza, dejando que pequeñas gotas cayeran al suelo* ¿¡Como pued-

Mis palabras fueron calladas al momento en que un gato café se ponía delante nuestro. Una de sus manos limpiaba algo de sangre que estaba en su labio inferior. Su mirada fría se volvió divertida al mirarnos, dejando lo que hacia para caminar delante nuestro.

¿¿??: ¡Oh que bueno que estás aquí! *Sonrió de manera sarcástica* No deberías escaparte y...*Callo por unos momentos, notando la presencia de la chica* ¡Pero que sorpresa! *Grito emocionado, caminando donde ella para tomarla del mentón. Acción me molesto por alguna razón* Si es mi hermosa eriza *Froto su mejilla con la de ella, soltando leves ronroneos*

No se necesitaba ser un genio para saber que estaba aun aturdida por el golpe, así que no podía entender lo que pasaba a su alrededor; tal vez el felino lo noto, pues seguía tan cerca de ella, ronroneando o acariciando su mejilla. Sin saber el porque gruñí de manera brusca, no me gusto ese acercamiento suyo, mas sabiendo que este tipo era el enemigo.

Sonic: ¡Aléjate de ella ahora mismo!
¿¿??: Pff pero que aburrido eres *Bufo, apartándose unos cuantos centímetros* Como sea, llévenlo a las celdas.
Robot: ¿Que haremos con la eriza?
¿¿??: Ella se queda conmigo.
Robot 3: Pero el Jefe no dijo qu-
¿¿??: El que manda en estos momentos soy yo *Gruño de manera amenazadora, mostrando sus enormes garras* ¿¡Entendieron!?
Robots:...Si señor.
¿¿??: Bien *Sonrió, tomando a la eriza que estaba en los brazos del robot*
Sonic: ¡De ninguna manera dejare que te la quedes! *Patalee, con esperanzas de soltarme pero era inútil mi intento*
¿¿??: Ja ni siquiera te puedes soltar ¿Como planeas evitar que me la lleve? *Me miro superiormente, dejando mostrar un poco sus colmillos*

Solo pude gruñir, por mas que intentara negarlo...él tenia razón, no era capaz de soltarme...menos seria capaz de salvarla, en verdad me estoy sintiendo como un inútil. El felino solo empezó reír mientras se alejaba de nosotros, cosa que los robots tomaron como una señal de irse. Sin embargo la risa paro y todo el lugar se lleno de tensión.

¿¿??: ¿Quien de ustedes le ha hecho esto? *Su voz divertida, ahora era agria y fría*
Sonic: Uno de tus estúpidos robots *Solté con rabia*

El ambiente estuvo silencioso, pude notar que era incomodo, el gato camino donde el responsable, pensé que haría algo con el robot pero solo lanzo a la eriza de manera brusca a los brazos de este.

¿¿??: No me gustan los juguetes rotos *Dijo con tranquilidad*
Sonic: *Apreté mis con fuerza mis manos, que sin darme cuenta formaron un puño* ¡Eres un idiota!¡¡Ella no es ningún juguete!! *Escupí venenosamente, no soporto que traten a las chicas como objetos de diversión*
¿¿??: *Sin inmutarse un poco* Llevárselo a su celda y a ella a la celda del sect-

Mis ojos se abrieron completamente entre impresión y ingenuidad al ver como el felino fue derribado al suelo, tomándose la cara con ambas manos, con la eriza parada a pocos centímetros suyos. No podía creer como es que ataco así de imprevisto, ni como se había despertado tan rápido.

¿¿??: ¡Maldita perra! *Silbo adolorido, aun en el suelo*

Ella solo volteo a ver al robot que me sostenía, corriendo a el, salto y cayo justo en su cabeza; obligandolo a soltarme para cogerla, mas le era inútil porque esta esquivaba sus pinzas de manera divertida. Aproveche la distracción para hacer un Spin Dash, alejando a unos y destruyendo a otros.

¿¿??: Bien hecho *Cayo al suelo de pie, justo a mi lado* Ahora tenemos que salir de aq-

La interrumpí de pronto, tomándola de la cintura y saltando a una de las maquinas que estaban por ahí, logrando esquivar la pinza de otro robot, pero este era mucho mas grande que el anterior. Nos miramos de reojo, podríamos fácilmente con el pero antes de siquiera ir a destruirlo. Él...salio de pronto tras esa enorme maquina.

¿¿??: Eggman
Eggman: Sabia que serias un problema *Nos miro de manera enojada y paro en mi* Y veo que ya te reencontraste con tu amiguita la rata rosa.
Sonic: ¿De que estas hablando? *Fruncí el seño*
Eggman: Espera...¿Acaso no se reconocen?
¿¿??: No se de hablas, es la primera vez que nos vemos el y yo *Se cruzo de brazos*
Eggman: ¿Enserio? *Entrecerró los ojos, para luego sonreír cinicamente* Jo-jo-jo esto es tan interesante. Quisiera ver sus caras cuando sepan la verdad.

Ambos nos quedamos extrañados por esas palabras dichas, pero salimos de nuestra extrañeza para ver como estábamos rodeados como el principio. Eggman solo camino un poco mas a donde nosotros, pero paro cuando una luz rosa/oscuro fue lanzada a el, cayendo justo donde su pie iba a parar.

Eggman: Veo que sigues siendo igual de puntiaguda.
¿¿??: Así es como la recordaba *Dijo el felino, parándose a su lado mientras pasaba su lengua por una de sus garras*
¿¿??: No tengo tiempo para sus estupideces.
Eggman: ¡Pero si tenemos todo el tiempo del mundo! ¡Mas ahora que la rata azul esta de vuelta!


Sin prestarle mucha atención. ambos saltamos de donde estábamos cayendo en la cabeza del robot y saltamos a las de ellos, ganándonos unos chillidos de dolor por parte de ambos. Emprendimos nuestra huía aprovechando que estaban distraídos en su dolor, cosa que no duro mucho porque escuchamos el el grito de Eggman; ordenando que nos atraparan.
Estábamos a pocos metros de la salida, de pronto sentí un fuerte dolor tras mi cabeza y el frió suelo contra mi cara, estaba tan aturdido que no escuchaba ni veía muy bien lo que pasaba a mi alrededor, entonces...solo vi oscuridad.

Narrador

El cobalto azul cerro los ojos cayendo en la inconsciencia, quedando totalmente vulnerable ante el felino que estaba sobre el, apunto de despedazar su cuerpo entero con sus mortíferas garras. Amy al ver esto, se le lanzo encima. Gato y eriza rodaban en el suelo golpeándose y rasguñándose, dejando que gotas carmines dieran a parar al suelo, manchándose con su propia sangre.

¿¿??: Te devuelvo el favor de hace rato *Dándole un puñetazo en la cara. Cosa que logro separarlos un poco*
Amy: *Escupe sangre* Golpeas como una niña.
¿¿??: Eso ya lo veremos Rose *Se le tira encima*

La pelea se hacia cada vez mas violenta, sangre salpicaba en suelo y pared, los robots no se atrevían a meterse y Eggman solo mirada la escena con una sonrisa, le parecía tan entretenido ver como se lastimaban ambos, con sangre cayendo de sus heridas, las cuales se multiplicaban con cada ataque.

No sabían cuanto había pasado pero sin duda estaban empezando a pesarles el cuerpo. Sus respiraciones eran agitadas, sentían la garganta seca y un inmenso ardor; pero no querían parar, no debían, porque seria como darse por vencidos... y ellos nunca llegarían a ese punto.
Ambos lo sabían, se conocían muy bien el uno al otro, incluso el hombre que los observaba lo tenia muy en claro: preferían llegar a la muerte antes que rendirse.

Estaban listos para seguir pero...sus cuerpos cayeron al frió y ensangrentado suelo, no podían siquiera levantarse, habían llegado a tal punto en que no les respondían. Solo se quedaron ahí tirados, experimentando todo el dolor que se presentaba por sus sobre esfuerzos.

Eggman: Han llegado a su limite ustedes dos...*Al no recibir respuestas, solo hizo una seña a dos de los robots que tenia a su par* Esto es muy interesante, pero a la vez decepcionante.

Los robots caminan donde el erizo inconsciente, con la intención de tomarlo pero fueron derribados, dejando mostrar a Amy semiconsciente tomando al erizo en brazos. La boca de Eggman solo se abrió por unos segundos, sorprendido por esto, se suponía que no se tenia que levantar con esa pelea, pero como siempre... veía como la eriza rosa sobre exigía a su cuerpo.
Volvió en si, notando como esta hecho a correr a la salida.

Eggman: ¡Vayan por ella! *Exigió, apuntando a donde había huido la "rata rosa"*

~~*Fuera del lugar*~~

Eli y Lily se encontraban vigilando el lugar con binoculares, en busca de cualquier señal de su "Líder"  pero no encontraban nada. Temían que la hubieran atrapado, si ese era el caso no tendrían mas opción que ir a por ella.
De igual manera se peguntaban si Koura y Vane ya habrían llegado al refugio para dejar a las panteras, a pesar de que estos insistieron en quedarse; tuvieron que regresar. Así que solo quedaban ellas dos esperando con ansiedad y preocupación por la de orbes verdes.

Lily: ... Deberíamos entrar y...
Eli: No, aun no. Tenemos que esperar un poco mas. *Sin apartar la mirada de la puerta trasera* Tu sabes que tenemos que seguir un procedimiento. 
Lily: Lo se, pero...
Eli: ¡Ahí esta! *Grito alegre la de orbes morados azulados, ganando la atención de la loba gris*

La loba gris miro donde su amiga, mirando como de la puerta salia una eriza corriendo con algo en brazos, al verla acercarse y subir a un árbol lejos de ellas, notaron que era un erizo azul. Sin perder el tiempo, siguieron a su amiga, saltando de árbol en árbol para poder pasar a los robots sin que estos se dieran cuanta de su existencia.

Eli: ¿Quien es el? *Pregunto, alcanzando a Amy* 
Amy: Les explico mas tarde, por el momento tenemos que llegar al refugio. 

Sin decir o cuestionar nada, siguieron el camino en total silencio. Al llegar a lo mas profundo del bosque, bajaron de los arboles de un salto, cayendo las tres de pie. Lily se acerco al fondo de unos arbustos, levantando su mano, tocando un árbol a su lado; al cabo de unos segundos, frente a ellas se presento una puerta turquesa. La cual se abrió dejando al descubierto a Lex con Koura a su par.

Lex: ¡Gracias a chaos están bien! 
Eli: Si bueno, no era para preocuparse mucho *Sonrió a medias*
Lily: Pero si...*Fue callada por el pequeño codazo que le dio Eli* Si...no fue para tanto.
Koura: *Mira a Amy* ¡Amy estas muy lastimada!
Amy: No es nada *Respondió con simpleza, pero ninguno le creyó ante su voz débil* Lex *La miro* quiero que avises a los demás que abra una junta...

Al terminar de decir eso, la eriza se desplomo de pronto...preocupando a sus amigos, por suerte Eli reacciono a tiempo para tomarla antes de que esta fuera a dar al suelo junto con el erizo azul. El cual fue tomado por Koura.

Lex: ¡Llévenlos a la enfermería! *Ordeno*

Tanto la eriza azul como el lobo gris se apresuraron a la enfermería, pasando por unos cuantos pasillos, mientras caminaban Koura no podía evitar mirar en pequeños ratos a la eriza inconsciente.
Cuando llegaron al lugar destinado, abrieron las anchas puertas corredizas que daban acceso al lugar, encontrándose con la escena de un zorro y una coneja besándose.


Eli: ¡Ejem! *Intentando llamar la atención de esos dos*
¿¿?? y ¿¿??: *Abren los ojos de golpe y se separan rápidamente* Emm *Sonrojados*
Koura: Lamentamos interrumpirlos pero...
Eli: Necesitamos que los curen *Muestran a ambos erizos*
¿¿??: Oh chaos...¿Que ha pasado? *Pregunto preocupada la coneja de color crema, acercándose para tomar a la eriza, mientras el zorro amarillo tomaba al erizo* 
Eli: Eggman.

Frunciendo el seño y sin preguntar mas, recostaron a los erizos en camillas separadas. El zorro camino donde los botiquines, tomando dos y regresando para darle uno a la joven que quitaba con cuidado las prendas superiores de la chica inconsciente. 

¿¿??: Chicos, necesitamos que salgan *Sin apartar su atención a lo que realizaba
Koura: Pero... *Intento alegar*
¿¿??: Cream tiene razón *Acordó el zorro, con voz seria* 
Eli: Vamos Koura *Toco el hombro de su amigo, mientras lo guiaba con ella a la salida* Tails y Cream sabrán que hacer. 

Narra Tails

Cuando los chicos se fueron, Cream y yo nos pusimos a examinar tanto a Amy como al erizo desconocido, se podría decir que fue mas difícil curarla a ella, pues tenia múltiples herias que estaban a punto de infectarse y unas profundas cortadas a los costados. Por lo cual tuvimos que ponerle alcohol, suturar y luego vendar. 

El erizo no fue tanto problema, solo unos cuantos raspones y rasgadas que fueron limpiadas con algo de agua oxigenada y cubiertas con algodón. Si les soy sincero...cuando lo mire no pude evitar notar que se me hizo extremadamente familiar, tanto que pensé que era... No, no debe ser. Él se fue hace mucho y es imposible que siquiera vuelva.

Cream: Tails ¿Estas bien?
Tails: *Sacudí levemente mi cabeza, saliendo de mis pensamientos para mirarla* Si tranquila, solo pensaba *Sonreí de manera tranquilizadora, ganando un asentimiento de su parte* 
Cream: Vale, pero si pasa algo sabes que estoy aquí para ti.

Me sonrió dulcemente, logrando que mi corazón diera un brinco de emoción. sin poder evitarlo me incline y junte mis labios con los de ella, formando un beso casto pero tierno a la vez. Rodeo mi cuello con sus brazos mientras yo la tomaba de la cintura para juntarnos un poco mas; esto es algo de lo que nunca me canso, me gustaba su cercanía, sus besos, todo lo referente a ella simplemente me encanta. 

Cream: Tails *Murmuro, mirándome directamente a los ojos* 
Tails: Te quiero *Sonreí, mirando como sus mejillas blancas se teñían de un color rojizo* 
Cream: Tonto *Oculto su rostro en mi pecho, pero sabia que sonreía de igual manera* Yo también te quiero. 

Nuestro momento romántico fue interrumpido por un suave gemido, que al instante tomo nuestra atención obligándonos a mirar al propietario de ella. Encontrándonos con la mirada verde esmeralda de Amy, quien intentaba incorporarse en la camilla. 

Amy: Perdón si interrumpo su momento *Soltó una risita al ver como mi pareja se tapaba la cara con sus orejas en señal de vergüenza*
Tails: Ja-ja-ja no te preocupes Amy *Acaricie la cabeza de Cream, me parecían adorables las reacciones que tenia* ¿Como te sientes?
Amy: Supongo que bien *Se encogió de hombros* ¿Y el erizo? 
Ceam: Esta bien *Retomando la postura* El no sufrió mucho daño. 
Tails: Sin embargo t-
Amy: No necesito que me regañes mamá *Se cruzo de brazos, soltando aquello con burla sarcástica* 
Tails: *Solo suspire, negando* No tienes remedio. 
Amy:...No 
Tails: Aun así te tienes que quedar a descansar *Dije mas exigente que como propuesta* 
Amy: Vale, vale *Levanto las manos en señal de rendición* Entonces...ustedes saldrán a... *Sonrió pícara, ganando que Cream se volviera a avergonzar y buscar refugio tras sus orejas* 

Solo atine a reír y rodear los hombros de mi novia con mi brazo, besando su mejilla. Podía dejar aquí a Amy descansar junto con el otro chico, mientras salia un rato con Cream a dar una vuelta, así que después de darle unas instrucciones, emprendimos nuestra caminaba a la puerta, sin embargo pare antes de siquiera salir completamente. 

Tails: Por cierto, no lo asustes.
Amy: ¿Quien? ¿Yo? *Pregunto de manera inocente*
Tails: Hablo enserio Amy.
Amy: Ok... mas no prometo mucho *Sonrió ladina*

Suspirando ante su actitud, salí de la enfermería tomando la mano de mi acompañante y entre lazando nuestros dedos. Al fin tendría un tiempo a solas con Cream.

Narra Amy

Al ver como Tails se marcho no pude ocultar mi sonrisa, estaba feliz de que ambos fueran pareja, desde hace mucho sabia que ambos tenían sentimientos por el otro y al final pudieron demostrárselos. 
Dejando eso de lado lleve mi mirada a donde estaba el chico azul, era verdad lo que dijo mi amiga, él no estaba tan lastimado, al menos no tenia que preocuparme. Sin embargo... ahora que lo veo bien, puedo jurar que lo he visto antes, es mas, Eggman dijo que...¿Nos conocíamos? bueno eso es lo que puedo recordar por el momento y si, tal vez si lo conozca pero...¿De donde?  

Amy: Se parece tanto a...*Mis labios se entre abrieron y mi mirada se volvió de asombro puro. No, no podía ser él...¿o si?* 

Continuara...