sábado, 13 de junio de 2015

9° Declaraciones (1/2)

Narra Vane

Cuando los dos erizos hablaron pude notar como Tails y Amy se pusieron rígidos, sus rostros habían perdido un poco el color como si hubieran visto un fantasma. No pude evitar tocar el hombro de mi amiga al verla perdida, era raro presenciar esa actitud en ambos y no exagero, en verdad que es anormal verlos con esas expresiones.

Lex: Tails, Amy... ¿Están bien? *Notando sus miradas*
Amy: *Niega levemente, ocultando su mirada* Si, solo tengo cosas que hacer.
Tails: Igual yo.

Fruci el seño ante tal declaración, no me tragaba para nada sus palabras, ellos no tenían ningún pendiente pero tampoco es como que los voy a contradecir y por las miradas de los demás, supongo que tampoco lo harán. Antes de que pudiéramos decir nada, la de orbes esmeraldas y el de orbes azules se dieron media vuelta, retirándose.

Vane: Iré con ella *Pase al lado de ambas, pero me detuve al sentir una mano tomando mi brazo, ladee un poco la cabeza para encontrarme con una mirada ámbar/azulada*
Lex: Creo que Amy quiere estar sola.
Vane: No puedo dejarla sola *Tome su mano para separarla* Escucha, se que esto no me concierne pero tengo este presentimiento de que debo estar con ella.
Lex: ... *Suspira* Esta bien, pero... no hagas tonterías, ¿vale? *Me sonrió levemente*
Vane: No prometo mucho *Ambas reímos ante mi respuesta y sin decir más me empece a alejar*
Cream: Esto no me da buena espina... *Murmuro*

Al escuchar a la pequeña decir eso, me detuve a mitad de mi caminata y gire la cabeza, mirando muy bien el porque lo decía. Esos dos erizos hablando animadamente y bromeando... yo tampoco esperaba algo bueno de esto...

Narrador 

Tanto el zorro y la eriza caminaban a un paso apresurado y sin decirse nada se separaron a medio camino. Por un lado el de orbes azules tocaba su frente con una mirada perdida y dolida, podía ser fuerte pero volver a ver a las personas que alguna vez consideraste "hermanos" o "amigos" era demasiado para sobrellevar en un solo día.

Mientras que la de pelaje rosa caminaba sin rumbo fijo, solo quería alejarse lo mas posible de los demás, descansar un poco y actuar totalmente indiferente ante esos erizos. Antes de poder dar otro paso se detuvo en seco, gruño hastiada y se volteo con la intención de propinarle un buen puñetazo a quien se atrevió a molestarla en esos momentos. Y si,bien logro su cometido, logro darle un puñetazo a la persona que la molesto logrando que esta soltara un quejido adolorido.

Amy: *Baja la mirada y cambia a un semblante preocupado* ¡Vane! ¡Oh por chaos, perdón! *Ayudándola a levantarse*
Vane: No pasa nada *Tapando su nariz* Ha sido mi culpa, debo aprender que no se te toca cuando estas cabreada.
Amy: *Retira su mano y ve un poco de sangre* ¡Perdón, perdón!
Vane: Tranquila que he recibido peores *Rodea sus hombros con su brazo* Pero venga chica, que te has ido toda distraída dejándome a merced de la soledad.

La miro incrédula, no esperaba tal reacción por parte de la menor... esta bien tal vez si se esperaba eso, pero que la ha golpeado y hecho sangrar, debería estar molesta o algo por el estilo, sin embargo solo recibe un par de bromas. Rodo los ojos ante sus pensamientos, era Vane de quien esta hablando.

Amy: ¿Me has seguido y recibido un puñetazo solo para decirme que te he dejado en soledad? *Cerro los ojos por un momento, intentando no sonar tan molesta*
Vane: ¡Exacto! Ademas de que quería saber si estas bien, te has puesto muy pálida cuando esos dos erizos se nombraron.
Amy: *Suspira y deja caer sus brazos en derrota* ¿No se escapa ninguna, verdad?
Vane: No... ahora desembucha *La miro de forma curiosa y un tanto preocupada*
Amy: Veras yo... *Dudo unos segundos, no era como si le estuviera contando algo personal a un desconocido, era su amiga, casi una hermana pero temía la reacción de la menor* a esa eriza yo la conozco, era como mi hermana *Soltó sin darse cuenta*

Un silencio se formo entre ambas, el ambiente no le agrado a la de orbes esmeraldas, pues podía sentir la mirada fija de la otra en ella, eso le incomodo pero intento disimularlo...antes de poder decir algo, la otra dio media vuelta y se marcho; tal acción dejo a la mayor con un sabor amargo en su boca...pues pudo ver la mirada de dolor que se presento en esos orbes carmines. En lugar de ir tras suyo, se quedo ahí parada...volviendo a mirar a la nada.

~~*Sección 4: Cafetería*~~

Un erizo negro de betas rojas miraba distraído la taza de café que sostenía entre sus manos, parpadeo unas cuantas veces y luego llevo la taza a sus labios, disfrutando del sabor amargo. Una sonrisa a medias se formo, pocas veces podía tener un rato tranquilo para el solo y por eso intentaba disfrutarlo. Sin embargo el tema de la eriza aun lo inquietaba, a pesar de querer disfrutar el día, no podía evitar sentir la preocupación de saber donde estaba la chica.

- Te digo la verdad, Amy estaba ahí para sin moverse -

Inmediatamente sus orejas se levantaron al escuchar eso, giro el rostro, mirando como un par de coyotes pasaban a su lado platicando despreocupadamente. Sin previo aviso se levanto de su asiento y tomo el brazo del chico, el cual le miro, poniéndose tenso al instante en que sus ojos grises se encontraron con los del erizo.

Shadow: ¿Donde esta Rose? *Pregunto de manera seca, ganando que el otro solo soltara tartamudeos* ¡Habla bien imbécil!

Al tener la información deseada, soltó al pobre coyote que parecía estar en un estado nervioso y era comprensible, no muchas veces ese erizo negro te paraba por nada, cuando te preguntaba algo tenias que responderla si o si. Claro que si te negabas solo te rompía las piernas o te hacia ver el mismísimo infierno.

Shadow: Me alegro que cooperaras *Fue lo ultimo que se escucho por su parte antes de perderse de vista*

~~*Sala de Control*~~

Nadie parecía querer decir algo al respecto en cuanto vieron al erizo azul delante de ellos, era como si hubieran perdido la voz de pronto. Algunos de los presentes se removían incómodos en sus asientos, no estaban muy acostumbrados a ver a esos dos erizos, claro que tal incomodidad no pudo pasar desapercibida por ambos; que de igual manera se encontraban algo fuera de lugar en esos momentos.

Sonic: H-Hey chicos *Saludo con nerviosismo*
Violeta: Hola *Imito al mayor*

Al no recibir respuesta por parte de los presentes, se cohibieron totalmente, pero una voz masculina y prepotente interrumpió el ambiente tenso, todos se giraron para poder ver a cierto erizo negro de orbes rubís, quien al ver al cobalto de orbes verdes gruño de forma amenazadora, caminando a el a un paso apresurado y antes de que alguien pudiera reaccionar, Sonic se hallaba en el suelo.

Violeta: ¡Sonic! *Va a donde el, arrodillándose para ayudarlo* ¿¡Que diablos te pasa!? *Grito enojada, mirando al erizo frente a ellos*
Shadow: ¿¡Que mierda haces aquí faker!? *Escupió venenosamente, ignorando olímpicamente la pregunta de la chica*
Sonic: También es bueno verte Shadow *Comento sarcásticamente mientras se ponía de pie*
Shadow: *Lo toma del pecho* Tu no mereces estar aquí.

Estaba por golpearlo por segunda vez pero Violeta le detuvo el puño, lamentablemente no tenia la suficiente fuerza para sostenerlo y el de betas rojas la empujo, obligandola a caer al suelo. Todos quedaron sorprendidos por la furia que desprendía el erizo, estaban temerosos de que pudiera llegar a matar a alguno de los dos pero tampoco se atrevían a meterse, simplemente miraban la escena
.

Ambos erizos empezaron a pelear de forma muy brusca y violenta, iban de un lado a otro mientras un poco de sangre manchaba el suelo de mármol. Se podría decir que estaban con la intención de matarse el uno al otro, parecía que ignoraban su alrededor concentrándose únicamente en el otro pero un grito femenino los interrumpió y antes de darse cuenta, estaban separados, flotando en esferas verdosas.

Shadow: Rose *Bajo su mirada rubí para encontrarse con la mirada esmeralda*
Amy: Shadow... *Soltó un suspiro al verlo lastimado y luego volvió su mirada al erizo azul* Silver baja a Shadow.
Silver: *Solo atino a asentir y bajar con cuidado al mencionado* ¿Que hay de Sonic?
Amy: Se quedara ahí dentro hasta nuevo aviso *Comento fríamente, ganando las miradas de todos*
Violeta: ¿Que? Amy no puedes hacer eso, Sonic no empez-
Amy: No me interesa quien haya empezado *La interrumpió groseramente* Si no quieres que también haga lo mismo contigo, entonces no opines Flore.

La eriza de pelaje morado se quedo estupefacta por la actitud de la menor, pero sobre todo parecía herida por el tono en que les hablaba. Claro que la eriza rosa no tomo importancia de su mirada triste, ella mantuvo su postura firme.

Amy: Todos pueden ir a descansar *Miro a los demás, suavizando un poco el semblante* Mañana sera la junta.
Rouge: Vale.
Amy: Y tu Shadow *Se cruzo de brazos para mirarlo, cosa que emito el mencionado* Ve a la enfermería a que Lily te cure.
Shadow: ...

Sin decir una palabra más, el erizo se encamino a la salida de la sala para ir directamente a donde la enfermería, pensando que tal vez en otros momentos podría decirle aquello tan importante a la chica.
Violeta al ver que todos se retiraban camino a Amy, tomando su brazo para mirarla, pero al hacerlo se arrepintió pues esta se zafo bruscamente, mandandole una mirada llena de ira.

Amy: No me vuelvas a tocar, ahora ve a tu habitación.
Violeta: Amy, ¿que te pasa?
Amy: He dicho que te vayas a tu habitación *Caminando a donde la mesa y recoger unos documentos*
Violeta: ¿¡Por que actúas así!? *Grito ya harta, no aguantaba esa actitud tan distancia de la chica*

Se vio rendida al no recibir respuesta, la estaba ignorando, tan claro como el agua era eso y aun así sentir las tremendas ganas de saber el porque de tanta frialdad. Dio media vuelta y se fue, dejando a ambos erizos solos, quienes parecían ajenos de la compañía del otro, intentando no verse o sentir sus presencias.

Sonic: Amy *La llamo, con la esperanza de que hablaran un poco*

La eriza solo suspiro internamente, ignorando la voz del chico mientras seguía en lo suyo, pero el erizo era terco y no callaría hasta tener las respuestas de sus dudas.

Sonic: Amy, por favor háblame.
Amy: ¿Que quieres? *Pregunto cortante, harta de escucharlo*
Sonic: Quiero saber el porque de tu actitud, ¿por qué nos tratas mal a violeta y a mi?
Amy: Esa es una pregunta estúpida, sabes perfectamente el porque.
Sonic: *Niega* No, no lo se, bueno al menos no la parte de vio... ambas eran tan buenas amigas, casi hermanas.
Amy: *Aprieta los papeles que tenia en mano, mordiendo su labio inferior* Yo no soy nada de esa eriza, preferiría matarme antes de ser algo suyo. 
Sonic: ... Has cambiado demasiado.
Amy: Y ustedes igual, no siempre uno va a ser el mismo. La gente crece y con ello ve con mas claridad la realidad *Mira a un punto fijo de la pared* Cuando era niña estaba cegada por cuentos tontos, estúpidamente enamorada de alguien que ni siquiera me notaba y cuando lo hacia... me trataba indiferente al día siguiente. 
Sonic: *Callado*
Amy: *Sonríe agriamente* Pero yo seguía siendo fiel, yendo tras suyo, declarándome y al final me deja junto con un mundo en ruinas, todo por una chica creída y zorra. Dime Sonic... ¿te parece conocida la historia?
Sonic: Sally no es una zorra *Murmura* 
Amy: Tomare eso como un "si" *Deja los papeles en la mesa* Y en cuanto a lo que me dices, es malo mentirse a uno mismo, ella es una zorra y tu mas que nadie lo sabe. Si no fuera así, entonces... ¿Por qué estas aquí? ¿Por qué volviste si tenias una vida "feliz" con tu prometida? 
Sonic: ...
Amy: Eso pensé.

Se dio media vuelta para hacerle frente, logrando que a ambos les recorriera un escalofrió por la columna, ignoraron este hecho y sin decir otra cosa, la chica se retiro, dejando solo al erizo, inundado en sus pensamientos. Sintiendo que el interior de su pecho se estrujaba.

Continuara...